Buscar
07:39h. Miércoles, 18 de septiembre de 2019

En una investigación de la Policía Nacional con la colaboración de Interpol y de las autoridades de Guinea y Panamá

Detenido en Panamá el narco gallego Pombar huido a Marruecos en 2004

El arrestado controlaba varias embarcaciones en el litoral africano con las que recogía la droga proveniente de Sudamérica para, posteriormente, entregarla al grupo gallego encargado de alijarla en las costas españolas

13NOV18.- En una investigación de la Policía Nacional, en colaboración con Interpol, las Autoridades de la República de Guinea Ecuatorial y Panamá y el enlace español de la Policía en Panamá, ha sido detenido un relevante narcotraficante traficante gallego, José Carlos Pombar Cameán, de 61 años natural de A Pobra do Caramiñal (A Coruña) que figuraba en la lista de los criminales más buscados de nuestro país, con varias requisitorias de las autoridades españolas desde el año 2004.

El detenido fue responsable de varias operaciones de narcotráfico

En año1989 fue implicado en la ‘Operación Temple, 15 toneladas de cocaína. En el año 2002 fue detenido en el marco de una Operación en la que se aprehendieron 1.700 kilos de cocaína en el pesquero White Sands cerca de Cabo Verde. El arrestado se encargaría de las comunicaciones y se encontraba huido de la justicia en 2004 a Marruecos y buscado a nivel internacional por estos hechos.

Tras su huida figuró como presunto responsable en otras operaciones, como la llevada a cabo por agentes de Policía Nacional en el marco de la operación Miño’ donde fue apresada una embarcación con casi cuatro toneladas de cocaína, camuflada en café.

Las investigaciones, llevadas a cabo por los agentes especializados en la investigación de organizaciones gallegas dedicadas al transporte marítimo de cocaína, permitieron centrar las actividades del detenido en Nigeria y países aledaños de la zona atlántica africana. El arrestado controlaba varias embarcaciones pesqueras y mercantes con las que recogía la droga proveniente de Sudamérica para entregarla al grupo gallego encargado de alijarla en las costas españolas.

Desde ese momento, fueron numerosas las gestiones que se realizaron para detectar dónde se ocultaba en el continente africano y para averiguar las identidades falsas con las que operaba para eludir las órdenes internacionales de detención que sobre él pesaban. Finalmente, el pasado lunes era detenido cuando intentaba entrar en Panamá con documentación falsa.