Buscar
00:18h. Lunes, 23 de septiembre de 2019

Las celebraciones de Ganesha comenzaron este lunes en el templo hindú

¡Ha nacido Ganesha!

Este año el miércoles 4 de septiembre, como novedad, la tradicional inmersión de la deidad será en la Plaza de los Reyes a las 19.30 horas.

La comunidad hindú de Ceuta ha empezado celebrar las fiestas de Ganesha o Ganesh, el dios de la arte, razón e inteligencia. Autoridades civiles y representantes de las comunidades hebreas, musulmanas y cristianas rezaron junto a los Hindúes.

El día 2 de septiembre empezó la comunidad Hindú de Ceuta a celebrar los días de Ganesha, el dios del arte, ciencia, razón e inteligencia, muy distinguido por su cabeza de elefante y barriga bien amplia.

Los hindúes creen que Ganesh, el hijo de los dioses Shiva y Parvati, elimina los obstáculos físicos e intelectuales de sus fieles. Por esto, los hindúes celebran el día del nacimiento de Ganesha para que el año que viene traiga suerte y prosperidad. Particularmente, a Ganesh les rezan los estudiantes y alumnos que quieren tener suerte con sus estudios. También es especial para los empresarios, que le veneran para que sus aventuras acaben con éxito.

En India, las festividades en honor de Ganesha suelen durar casi dos semanas. Sin embargo, en Ceuta solo se celebran dos días. El día 2 lunes por la mañana, arrancó en el templo hindú con un ‘aarti’, el rezo del fuego. Luego, hubo un ritual, como siempre suele haber cada lunes, dedicado a Shiva, el padre de Ganesh.

Hacia el mediodía hubo nuevamente un ‘aarti’. Esta vez, las familias hindúes, pero también sus amigos y familiares cristianos y musulmanes podían participar en la festividad. Se repartieron después bolsas con fruta y otra comida típica hindú.

70136134_1172090686325088_7335319321364660224_n

Las autoridades visitaron el templo este martes día 3, entre las que se encontraban el presidente de la Ciudad, Juan Vivas y la delegada del Gobierno, Salvadora Mateo y el comandante general Luis Cebrián. También asistieron consejeros del Gobierno entre ellos el de Cultura Carlos Rontome y diputados que componen la Asamblea. Asimismo participaron representantes de la comunidad israelita, musulmana y cristiana. Las pequeñas de la comunidad hindú cantaron un himno bonito a Ganesha y después cristianos, musulmanes y hebreos todos realizaron el ‘aarti’ junto a los hindúes para celebrar con ellos este día tan especial.

La Ciudad contribuye a esta festividad a través de la Fundación Premio y Convivencia, siendo una constante de este Gobierno la cooperación y colaboración con todas las comunidades culturales y religiosas de la ciudad.

Asimismo, liderado por las mujeres y niñas de la comunidad hindú, hubo cantes y bailes a honor de Ganesh.

El miércoles día 4 de septiembre seguirán las festividades de Ganesha. Habrá más rezos en el templo a las 12:00 y a las 17:00 horas. Más tarde se vivirá la jornada más importante, con la despedida de Ganesh, se llevara en procesión la imagen de Ganesha, -este año como novedad- hacia la Plaza de los Reyes para la tradicional inmersión de la deidad a las 19.30 horas, que anteriormente se hacía en la playa del ‘Chorrillo’.

Dicen representantes de la comunidad hindú que sus fiestas pertenecen también a todos los ceutíes. Cierto es que la comunidad hindú siempre ha hecho un grande esfuerzo para que sus rituales sean abiertas para personas de todas creencias y culturas.

69799376_1172090592991764_1888589848395120640_n


Dos versiones al menos del nacimiento de Ganesha


La primera de ellas fue que la esposa de Shiva, Parvati, lo concibió como el guardia de su puerta para evitar que nadie entrara mientras tomaba un baño.Shiva, su marido llego a su casa y el guardia de la puerta Ganesha no lo dejó entrar, pues no lo conocía, por lo cual Shiva le cortó la cabeza. Parvati la esposa de Shiva quedó sumamente apesadumbrada. Por lo que Shiva, no pudiendo soportar más la tristeza de su esposa, prometió sustituir la cabeza del recién nacido por la del primer ser vivo que pasara por delante de la puerta de su casa. Y ese primer ser fue un elefante.

La otra versión más popular, relata que Shiva se marcho de su hogar cuando su esposa Parvati estaba embarazada. Shiva volvió después de un tiempo y tuvo una disputa con su hijo, sin saber que lo era, matándolo, lo que le produjo a Parvati una gran consternación. Entonces Shiva prometió sustituir la cabeza del recién nacido por la del primer bebé que no estuviera entre los brazos de su madre. El único ser vivo que cumplía la promesa fue un elefante.

69501590_1172095652991258_5921742771323928576_n

69348200_1172090596325097_1592825146123485184_n