Buscar
08:46h. Martes, 12 de noviembre de 2019

Un artículo de opinión dice que, por muchas razones sociológicas e históricas, la mochila y Halloween no son enemigos, como solemos pintarlos.

Halloween o Mochila: Que pregunta más rara.

Todo empezó cuando el director de este medio en una tertulia con Brian, sacó a colación el tema que tratamos, este le hablo de la cultura Celta y el Samhain, proponiéndole al doctor hacer un artículo con la documentación recopilada.

En los últimos días de octubre, se suele leer en la prensa que dos enemigos mortales, ‘Halloween’ y ‘la Mochila’ están luchando una batalla épica para controlar Ceuta y expulsar uno al otro de esta ciudad.

El Halloween, solemos leer, consiste en unas series de rituales – el disfrazar, el buscar de bombones – que están arrancadas en valores de comercialismo, materialismo y capitalismo que son extranjeros a esta ciudad. Leemos también que, porque ya vivimos en un mundo globalizado en que las fronteras son impotentes de frenar influencias culturales ajenas o el movimiento de productos y mercancías, el Halloween está desplazando las tradiciones ceutíes, y con ellas los valores tradicionales que representan. Muchos están preocupados que para los jóvenes, pasar el día con los padres en el campo no es ‘guay’, y por eso, esta tradición tan importante para la identidad caballa se olvidará.


“¿Halloween o Mochila?” suelen preguntar los periodistas


Solo hay que fijarse en lo que suelen contestar los entrevistados para ver que esta manera de poner las cosas es bastante rara. Algunos humildemente contestan que los dos no son para nada “exclusivos”. Razonan que ‘la Mochila’ es algo de día, de familia, del campo, mientras que ‘Halloween’ se celebra entre amigos, en la ciudad, por la noche. Logísticamente, se puede celebrar los dos. Otros entrevistados son menos diplomáticos, y responden que “me da igual lo que hace la gente”, o que “a mí me gustan todas las fiestas”. Desde luego, tras la presión de los periodistas, estos entrevistados se rinden y contestan que, quizás, hay que elegir una. Con la cámara delante concluyen que la respuesta correcta y segura debería ser “mochila, que es de lo nuestro”.

Todo eso deja un sentimiento, este enfrentamiento que existe en la mente de muy poca gente, entre ellos la prensa. Parece que para muchos, lo de la Mochila y Halloween no es una cuestión de tira y afloja. Aunque algunos padres sienten una obligación vaga de llevar los niños al campo para que las tradiciones no se pierdan, parece que muchos ceutíes celebran una, la otra, las dos o ninguna sin sentirse menos caballas, o españoles, o europeos, o modernos, etc.

Desde luego, hay que mencionar que el asunto es muy importante también para la Iglesia, que en Halloween ve no solo una amenaza a la identidad caballa, sino también un peligro para el alma. Este año la Iglesia – con su operación ‘Holywin’, que dobla como el peor retruécano del mundo - ha usado su táctica tradicional de dar un carácter cristiano a rituales populares.

Pero, aquellos que sienten que Halloween pone en peligro un ritual caballa, suelen pensar que el ‘moderno’ solo puede desplazar a la ‘tradición’. Como han escrito muchos sociólogos e historiadores en estas últimas décadas, la modernidad y la globalización son amigos raros, pero también estrechos de lo que es local y tradicional. Etnólogos, lingüistas y antropólogos han mostrado que corrientes modernos como el turismo, o las tecnologías de información han dado una vida nueva a unos rituales tradicionales (entre ellos, por ejemplo, los carnavales y las semanas santas en España).

El miedo es que la cultura occidental va a matar lo que es local y singular, también suele dar luz a un esfuerzo para fortalecer las tradiciones. Y esto es lo que creo que ha pasado con ‘la Mochila’. En las calles, muchos lamentan que ya no se recuerda cómo se originó la tradición y para qué servía. Pero gracias a Halloween, ahora tenemos clases especiales en las escuelas que ensenan rimas que antes se pasaban de madres a hijos. Los estudiosos de la ciudad también están haciendo una investigación para darle a esta tradición una historia y un pasado. Halloween no ha desplazado la mochila, la ha revitalizado. Los dos ya van juntos en su extraña amistad.

Antropólogos también han notado que rituales, conceptos y tradiciones extranjeras también suelen transformarse cuando llegan a nuevas tierras. Quizás académicos caballas tienen que también estudiar como el contexto español ha recibido e interpretado este ‘import’ americano. A ver si descubrimos algo interesante sobre como los españoles y ceutíes han españolizado y caballizado a Halloween.

Hay que recordar que quizás el Halloween no es tan extranjero como pensamos. Lo tenemos bastante claro que el Halloween es algo que traemos desde América. Pero esto, a su vez, vino desde Europa, y precisamente desde las culturas célticas. El Halloween, por cierto, tiene su origen en el Samhaine, una fiesta que simplemente marca el fin de la estación de la cosecha y el comienzo del invierno. Desde luego, cuando hablamos de los celtas solemos pensar en los irlandeses y escoceses de la antigüedad. Sin embargo, vale la pena concluir con dos puntos sencillos. Primero, la cultura céltica ha llegado a incluir a los gallegos. Segundo, muchos estudiosos siguen argumentando que rituales que celebramos actualmente en Europa (entre ellas navidad) tienen sus raíces en estos rituales que marcan el paso de las estaciones y los ritmos laborales campesinos. Históricamente, entonces, Halloween y Mochila (que sabemos que está relacionado con el Día de todos los Muertos), no tienen su origen en el mismo ritual, sino también que al final, esta raíz es europea y española.

photo_2019-10-31_21-58-53

Bibliografía

Brian Campbell obtuvo su doctorado de Antropología en la Universidad de Kent (Reino Unido) en 2014. Desde entonces, ha sido profesor en el ámbito universitario, dando cursos de Antropología Social en Inglaterra, Malta y los Países Bajos. En 2016, fue contratado por el Instituto alemán Max Planck Institut für ethnologische Forschung para gestionar un proyecto de investigación multidisciplinar sobre el multiculturalismo en el Mediterráneo. Su foco principal es de averiguar lo que la realidad ceutí nos puede contar sobre modelos de convivencia y coexistencia intercultural en Europa occidental, aunque también trabajó sobre el conflicto social costoso y destructivo entre los ONGs ambientales, las asociaciones de cazadores y el Estado en Malta y colabora con el periódico digital InfoCeuta.es.