Buscar
01:37h. Viernes, 20 de septiembre de 2019

La Guardia Civil y Policía Nacional tuvieron que actuar contra unos inmigrantes para proteger a un camión que circulaba por Cañonero Dato.

Muere un MENA en el puerto debajo de un camión

El hecho pudo producirse como consecuencia del atropello de un camión con una góndola que transportaba una excavadora ​

A las 16:30 horas, en la primera alineación del muelle de “Poniente” de esta ciudad, ha sido hallado el cuerpo sin vida de un menor no acompañado de origen marroquí, de 15 años de edad y que podría llevar en Ceuta unos dos meses aproximadamente, -procedente de Martil- según datos obtenidos de la Asociación de Acompañamiento de Jóvenes en Situación de Calle, donde se encontraba registrado.

El hecho pudo producirse como consecuencia del atropello de un camión con una góndola que transportaba una excavadora y que -según la Guardia Civil- salió desde dicho punto con dirección al centro de la ciudad.

El conductor del camión, se dio cuenta de que un menor se encontraba tirado debajo de su vehículo cuando inició la marcha. El conductor cuando bajo del camión vio al menor sin vida en el suelo. Posiblemente se baraja la posibilidad de que el menor inmigrante se agarrase a los bajos del remolque y al avanzar el vehículo ejerció la suspensión produciéndole un golpe craneal​.

Una vez personada la Autoridad Judicial, se ha procedido al levantamiento del cadáver y su traslado para la realización de la pertinente autopsia.

Por parte de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Ceuta, se están llevando a cabo las oportunas diligencias y toma de declaraciones para el total esclarecimiento de las circunstancias que han originado tan penoso suceso.

La Guardia Civil y Policía Nacional tuvieron que actuar contra unos inmigrantes para proteger a un camión que circulaba por Cañonero Dato.

Manuel Sánchez, vicepresidente de la Asociación de Transportistas ha comunicado que, “esta situación es insoportable, la tenemos que vivir cada día, nuestras quejas no sirven para nada”.

Esta situación se repite a diario, niños merodeando por la zona portuaria, intentando colarse en un transporte hacia la península, como ya es habitual día a día, esta acción se acrecienta durante la feria.

Los trabajadores de la zona portuaria ya se han reivindicado en multitud de ocasiones sobre estos hechos, mas especialmente ante las amenazas por parte de los menores que vienen sufriendo.