Buscar
05:02h. Miércoles, 26 de Junio de 2019

Tenemos muchas ganas de resarcirnos de las dos últimas derrotas y de sacar los 3 puntos.

El Utrera viene a Ceuta a ponérselo muy difícil y a ganar

Galvan: “el rival se juega más que nosotros y eso puede ser un factor beneficioso a nuestro favor, pero tenemos que jugar bien nuestras cartas”.

2018110517592656400

El técnico utrerano, Jesus Galvan, asegura que el ambiente es muy bueno en la plantilla y todos están muy concienciados de la importancia del partido en tierras norteafricanas. “Los jugadores han demostrado todo el año su nivel, entrenan como campeones. Son jugadores muy buenos en el aspecto deportivo y en el aspecto humano”. 

“Afrontamos este partido con misma ilusión y ambición que hemos puesto con las otras 38 jornadas. Tenemos muchas ganas de resarcirnos de las dos últimas derrotas y de sacar los 3 puntos. La plantilla está muy animada, ilusionada con muchas ganas de ganar a un rival directo”, ha manifestado el míster utrerano. 

Para el técnico utrerano, al contrario de lo que podía pensarse, el factor campo y el hecho de lo mucho que se juega el rival, pueden ser unos factores positivos para su equipo. En este sentido ha manifestado que “a nosotros no nos asuntan los retos, nos gusta jugar con alicientes como estos y ante grandes equipos y en grandes campos”. 

Sobre el rival Jesús Galván dijo que es un equipo poderoso, “un equipo hecho y diseñado para estar más arriba de lo que está” y que lo va a poner muy difícil. “nosotros vamos a ir a jugar a ganar porque eso sería tener el objetivo más cerca y un gran golpe moral”. 

Según el técnico utrerano, “el rival se juega más que nosotros y eso puede ser un factor beneficioso a nuestro favor, pero tenemos que jugar bien nuestras cartas”. Jesús Galván se muestra optimista ante este partido, aunque es consciente de las dificultades que van a tener. En cualquier caso, el técnico utrerista recuerda que una victoria sería casi definitiva para su equipo y una derrota, gracias al colchón de puntos que mantiene, no le restaría muchas opciones en los tres partidos que faltarían para el final de la fase regular de Liga.