Buscar
01:26h. Lunes, 23 de septiembre de 2019

El ayuntamiento de Sevilla denuncia a Magrudis por ocultar datos y sospecha que tiene otra fábrica

Listerioris Andalucia. Foto Europa Press
Listerioris Andalucia. Foto Europa Press

f2d75540-3a0a-4639-bbd7-c131891c11a5El ayuntamiento de Sevilla ha tomado la decisión de denunciar ante la Fiscalía a la empresa Magrudis ante las irregularidades cometidas por dicho fabricante de cárnicos, que primero ocultó otras partidas de mercancía contaminados de listeriosis, lo que ocasionó el incremento de numerosas víctimas. Además sospecha que Magrudis podría tener otra fábrica y que sigue ocultando datos.

Ahora el consistorio sevillano sospecha que la empresa no facilita todos los datos solicitados por lo que considera podría “estar cometiendo un delito contra la salud pública” por lo que ha decidido denunciarla ante la Fiscalía. El portavoz de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía no obstante quiso tranquilizar a la población declarando este viernes que desde hace unos días “los datos confirmaban que se está produciendo una inflexión del brote”. No obstante este sábado se han contabilizado al alza nuevos casos. Y las autoridades municipales sanitarias están buscando otro almacén donde sospechan que Magrudis tendía más mercancía contaminada que pretende ocultar.


Más de 200 contaminados, tres abortos y 25 embarazadas hospitalizadas


El consistorio sevillano va más allá y denuncia la irresponsabilidad de Magrudis, fabricante no solo de la carne mechada sino de otros productos cárnicos que se comercializaban bajo la marca «La Mechá». Los casos detectados de contaminación por listeria ya han superado los dos centenares desde que fuera decretado el contagio el pasado 15 de agosto en AndalucíaAl menos tres mujeres han abortado a consecuencia de ello, el número de personas hospitalizadas con infección a causa de la Listeria monocytogenes se acerca a los setenta, dado que algunos ingresan de nuevo y otros obtienen el alta. Veinticinco de estos hospitalizados son mujeres embarazadas que están recibiendo antibióticos. Otras tres personas infectadas han fallecido y al menos tres pacientes permanecían este viernes en la UCI.

No obstante el Ayuntamiento sevillano llega más allá en las sospechas de ocultación de datos de la empresa y ha ordenado «la clausura permanente de la actividad de Magrudis, que quedará precintada, así como la cámara frigorífica en la que se han almacenado bajo la supervisión de inspectores de consumo los productos devueltos por los distribuidores durante los últimos días».


Otros productos contaminados y no declarados


Según informa este mismo sábado el ABC de Sevilla, esta medida la adoptan las autoridades andaluzas después de que hayan pasado “quince días después de detectarse el brote y tras conocerse que la planta de procesado cárnico Magrudis era el foco de una infección de listeria. Ha sido el propio ayuntamiento sevillano quien ha detectado la ocultación e incorrección de los datos facilitados por Magrudis. Y el pasado jueves ya descubrió que “la empresa vendía otros productos no declarados pese a que los técnicos le preguntaron por ellos”

Se trata, concretamente, de chorizos dulce y picante que Magrudis vendió a dos comercios sevillanos. Según el Ayuntamiento, el empresario llegó a decirles que esos alimentos eran "un ensayo y que no se vendían a la calle", declaraciones que posteriormente se comprobó no se correspondían con la verdad.

Además, el ayuntamiento sevillano ha comunicado este viernes que “se están analizando más de un centenar de muestras de productos y superficies de la planta de Magrudis". Dichas pruebas han dado ya negativo en su mayor parte”. "Sólo han dado positivo, la carne mechada, el lomo al pimentón y el lomo al jerez, así como el carro de horneado". A esto hay que añadir la muestra de crema de carne mechada que también está contaminada. También está siendo investigada la empresa Martínez León, que revendía la carne de Magrudis y cuyas instalaciones están siendo analizadas con lupa.