Buscar
05:02h. Lunes, 26 de agosto de 2019

Plácido Domingo se defiende de las acusaciones de acosador sexual diciendo que "antes los valores eran diferentes"

Placido Domingo I (Foto: Europa Press)
Placido Domingo I (Foto: Europa Press)

Una investigación de Associated Press ha sacado a la luz la supuesta actitud con la que el tenor español, Plácido Domingo, trataba de ganarse los favores sexuales de sus compañeras, subordinadas, en diferentes épocas que se remontan incluso a los años 80. La agencia norteamericana recoge el testimonio de al menos nueve mujeres, cantantes de ópera y una bailarina, y de docenas de testigos. El tenor internacional ha dicho en su descargo que "antes los valores eran diferentes".

El tenor español Plácido Domingo ya está sufriendo las consecuencias de la denuncia que ocho cantantes y una bailarina han realizado contra él y unos supuestos acosos sexuales en diferentes etapas de su larga trayectoria profesional.

La Orquesta de Filadelfia ha cancelado una actuación de Domingo tras estas acusaciones y en un mensaje a través de Twitter han admitido que trabajan de una forma “comprometida en proporcionar un entorno seguro, respetuoso, comprensivo y apropiado para la orquesta y su personal, así como para los artistas y compositores invitados y también para el público”.

Por su parte, el Palau de Les Arts de Valencia ha anunciado también que esperará la resolución del caso para “actuar con consecuencia y adoptar alguna medida conveniente, preservando la presunción de inocencia”.

Se trata de las primeras consecuencias laborales que sufre el cantante español tras hacerse público un reportaje elaborado por Associated Press en el que nueve personas que en algún momento de su carrera compartieron escenario con Domingo. De ellas, solo una ha accedido a ser identificada, se trata de Patricia Wulf, una mezzosoprano que cantó con Plácido domingo en la Ópera de Washington. Entre los testimonios recogidos, destacan el de una de las cantantes que afirma que Domingo metió su mano dentro de su falda y otras tres personas afirman haber sido forzadas a besarle en la boca en los vestuarios, tras las actuaciones.

Otra de las denunciantes afirma haber compartido mesa en una comida de trabajo con el tenor y haber tenido que soportar que le cogiera de la mano o le tocara continuamente.

Además de las nueve mujeres, otra media docena ha afirmado que en algún momento recibió proposiciones sexuales del cantante que les hizo sentirse incómodas. Además, cantantes, bailarines, músicos o personal técnico que compartió trabajo con Domingo aseguran haber presenciado comportamientos inapropiados del cantante y que perseguía a las mujeres jóvenes con total impunidad.

Por su parte, el cantante se ha defendido de todas estas acusaciones a través de un comunicado en el que explica que “las acusaciones de estas personas no identificadas, que se remontan hasta 30 años, son profundamente preocupantes e inexactas tal como se describen”. El tenor añade que “es doloroso saber que puedo haber molestado a alguien o haberles hecho sentir incómodas, sin importar cuánto tiempo haya pasado y pese a mis mejores intenciones. Yo creía que todas mis interacciones y relaciones fueron siempre bienvenidas y consensuadas. La gente que me conoce o ha trabajado conmigo sabe que no soy alguien que dañe, ofenda o avergüence a nadie a propósito”. Termina el artista diciendo que “reconozco que las normas y estándares por los que se nos mide hoy son muy diferentes de lo que eran en el pasado. He tenido la bendición y el privilegio de haber tenido una carrera de más de 50 años en la ópera y me atendré a los estándares más altos”.