Buscar
09:17h. Martes, 12 de noviembre de 2019

Podemos rechazó con malos modos "la oferta de coalición del PSOE" y ahora vuelve a mendigar sillones..., ¡o elecciones!

Vera: "Ya negociamos un gobierno de coalición en julio y aunque la propuesta estaba vacía de competencias".

 
 
Noelia Vera I (Foto: Europa Press)
Noelia Vera I (Foto: Europa Press)

f2d75540-3a0a-4639-bbd7-c131891c11a5El Consejo de Coordinación de Podemos se ha reunido con el fin de exigir al PSOE que vuelva a la mesa de negociación, que ellos rechazaron de forma destemplada, para reanudar las conversaciones en el mismo punto en el que se quedaron antes de la investidura fallida de Pedro Sánchez. La formación de UP declina entender que el PSOE les dijo: "no habrá una segunda oportunidad de coalición, a partir de ahora acuerdo programático". Algo que ha vuelto a repetir el presidente Sánchez esta misma semana. No obstante, UP insiste en que "repetir elecciones sería el peor escenario". "En sus manos está", ha contestado el PSOE.

La portavoz de la Ejecutiva de Podemos, Noelia Vera, ha señalado este lunes que su formación sigue "a la espera de que Sánchez se ponga en contacto para retomar ese diálogo en el punto en el que quedó en julio". Noelia Vera no ha reconocido que fuentes del Gobierno de Pedro Sánchez ya les contestaron el pasado lunes de forma clara y contundente, que tal como advirtieron el 25 de julio, una vez rechazada la oferta de Gobierno de Coalición, ya no habría otraDe hecho, a las pocas horas de presentar su nueva oferta, tras la investidura fallida y la quiebra de la confianza, no solo ya por parte de Podemos hacia el PSOE, sino por parte del PSOE hacia su socio preferente, dados los modos y los ataques constantes al Gobierno, incluso utilizando materia delicada de Estado, como el Salvamento Marítimo y las leyes internacionales y las reuniones del G-7 en Biarritz.

Defiende Noelia Vera, no obstante que que "un Gobierno en solitario con poca fuerza en escaños dura muy pocos meses". Por ello, la formación morada insiste en que "no hay excusa" para no negociar una coalición, sobre todo "después de que Pablo Iglesias ha renunciado a sentarse en el Consejo de Ministros". Una renuncia que del lado socialista se considera a medias, ya que se aparta él pero impone ‘sine qua nom’ a su pareja, de forma que el pueda seguir dirigiendo los hilos de una permanente disidencia interna, que ya se está dando, insisten fuentes socialistas, incluso durante "el cortejo" que es cuando se enseñan los mejores modos y las mejores galas.

"¿Si podía haber un Gobierno de coalición en julio, porque ahora no es posible? Todavía tenemos margen y tiempo para ello", ha insistido Vera, quien advierte que el "peor escenario" sería una repetición electoral, porque equivaldría a "abrirle la puerta a la derecha" para que sumase una mayoría con la que gobernar. Por su parte, los socialistas dicen haber explicado y en los medios queda publicado, las razones obvias por las que, durante la negociación, convencieron a la parte socialista de la imposibilidad de un gobierno de coalición, con estos socios y con estas intenciones.

"Una mayoría", insistió, "que conllevaría a la formación de un Ejecutivo de coalición entre PP y Ciudadanos, porque es poco realista no entender que el próximo gobierno va a ser de coalición, sea de izquierdas o de derechas".

A la pregunta de si Podemos estaría dispuesto a renunciar a su posición para evitar elecciones, Vera echó balones fuera y devolvió la pelota al PSOE: "habría que hacérsela a Sánchez, que es quien tiene la responsabilidad de articular las mayorías para ser presidente".

"Nosotros somos la cuarta fuerza" y, bajo su criterio, "ya hemos tomado la iniciativa" al presentar un documento para retomar la negociación, que fue rechazado por el PSOE. "Ya negociamos un gobierno de coalición en julio y aunque la propuesta estaba vacía de competencias", ha insistido Vera, negando una vez mas la evidencia de que una Vicepresidencia y tres ministerios de los importantes, no puede estar vacío de contenido. No obstante, ahora el partido morado pide lo mismo, pero bajo otro epígrafe y considera que no pide "mucho más que lo que se ofreció" entonces. Ergo, ¿por qué lo rechazó?