Buscar
10:25h. Jueves, 17 de octubre de 2019

El Rey no nombrará candidato y por tanto se repiten las elecciones

Sánchez dice que lo ha intentado todo, pero les han bloqueado desde PP, Ciudadanos y Podemos

Sánchez ha recordado que los españoles hablaron muy claro en los comicios del 28 de abril y en los del 26 de mayo, "incluso en cuatro ocasiones".

 
 
Foto Europa Press
Foto Europa Press

f2d75540-3a0a-4639-bbd7-c131891c11a5Según La Hora Digital, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha pedido a los españoles, tras anunciar Meritxell Batet que el Rey no nombrará candidato y por tanto se repiten las elecciones, "que hablen más claro todavía para para poder formar un gobierno sólido y evitar los bloqueos de los partidos conservadores y de Unidas Podemos". Ha señalado que el PSOE ha ganado ampliamente las elecciones, pero el resto de formaciones han preferido "bloquear la investidura" a pesar de que se les ha invitado a permitir gobernar a la fuerza más votada, más que PP y CS juntos y el triple que UP, y a pesar de las ofertas de cooperación que el PSOE ha realizado. Ha dicho que hubo una voluntad clara de bloqueo y de no querer reconocer el resultado de las urnas.

🔴 INTERVENCIÓN COMPLETA DE PEDRO SÁNCHEZ 🔴

Así lo ha explicado el Presidente en funciones, Pedro Sánchez, tras cerrar la ronda de consultas del Rey Felipe VI y anunciar que "el país se ve abocado a la repetición de elecciones" el 10 de noviembre por falta de una mayoría que garantice la formación de Gobierno. Sánchez ha insistido que, desde el primer día, Ciudadanos se desentendió y ni siquiera quiso hablar ni reunirse con el presidente en funciones y ganador claro de las elecciones. En cuanto al Partido Popular, ha dicho que Pablo Casado tampoco estuvo nunca dispuesto a permitir que la democracia siguiera su curso, al contrario, bloqueo la investidura.

Sánchez ha recordado que los españoles hablaron muy claro en los comicios del 28 de abril y en los del 26 de mayo, "incluso en cuatro ocasiones". Pero ha señalado al Partido Popular, Ciudadanos y Unidas Podemos como responsables de no haber querido respetar el mandato de las urnas y haberse empeñado en bloquear al partido ganador y a la única alternativa de gobierno posible. Todo ello, incluso a pesar de las ofertas que el PSOE ha realizado a Unidas Podemos, que las ha rechazado todas de plano sin moverse de solo una: el gobierno de coalición.

"Desgraciadamente dos fuerzas conservadoras y una de izquierdas han preferido bloquear lo que dijeron las urnas", ha dicho en unas declaraciones que ha leído al filo de las nueve de la noche, desde el Palacio de Moncloa, tras constatar con Felipe VI que no contaba con los apoyos o abstenciones suficientes como para poder volver a presentar su candidatura el 23 de septiembre como estaba previsto por los calendarios oficiales. Por ello, ha pedido a los españoles "que lo digan más claro el 10 de noviembre para que se pueda formar un gobierno sólido, estable, moderado, y no dos gobiernos en uno, que pueda afrontar los retos de nuestro tiempo". Y, sobre todo, evitar que vuelvan a haber más bloqueos.

Pedro Sánchez ha recordado el bloqueo institucional padecido durante estos meses. Para el presidente se trataba de elegir un gobierno progresista frente a la disyuntiva del bloque conservador. Se trataba de elegir un gobierno que avanzara y evitar retroceder a tiempos de atrás. Los españoles decidieron avanzar y, para que el nuevo Gobierno no estuviera condicionado por las formaciones políticas independentistas, "necesitábamos de la abstención de PP y Cs, no un apoyo, una abstención que permitiera salir adelante al único gobierno posible".

Ha lamentado el líder socialista que los conservadores españoles "tengan tan poco que ver con los europeos y han optado por desentenderse de su responsabilidad y sin tener alternativa". Por otro lado, el partido liberal tampoco ha hecho nada y ha recordado "lo poco que tiene que ver con sus compañeros europeos, al contrario, lo que ha hecho es ejercer un cordón sanitario a los socialdemócratas y abrazarse a la extrema derecha de Vox".

Para el presidente Sánchez, España necesita un Ejecutivo, "pero no cualquier gobierno. Uno estable, moderado, sin frentismo, desde el acuerdo, con confianza, vocación de transformación para hacer frente a los retos tanto de nuestros tiempos como a los externos".

Los partidos conservadores sabían que no era bueno para España tener un Gobierno que descansara en los independentistas, y les hubiera sido fácil evitarlo. "Pero no quisieron, prefirieron bloquear en lugar de sencillamente abstenerse".

En cuanto al apoyo de la izquierda, tampoco lo han puesto fácil: "Ya les dije que, si me viera obligado a elegir entre un gobierno dividido en dos y enfrentado, mi deber es defender el interés general de mi país, y eso es lo que he tenido que hacer".

No se trata solo de una investidura, se trata de constituir un gobierno para toda una legislatura, capaz de hacer frente a los muchos retos que tenemos como la creación de empleo, el plan de igualdad, las pensiones, la respuesta al cambio climático. Además de otros como el enfriamiento de la economía internacional o la salida de un Brexit duro que traerá consecuencias, o la respuesta al Procés y la crisis catalana.

EL PRESIDENTE HA PUESTO EN VALOR SU GESTIÓN AL FRENTE DEL GOBIERNO

Pedro Sánchez ha aprovechado su alocución para hacer un breve repaso de todo lo conquistado desde que el PSOE está en La Moncloa. Para el líder socialista “hemos demostrado que los problemas de España se pueden atajar y se pueden superar desde una óptica progresista”. A pesar de que ha reconocido que aún queda mucha tarea por realizar, h querido poner el foco en cómo su Ejecutivo ha trabajado para “reducir las tensiones territoriales” una tarea que a su juicio “exige tiempo, dedicación y mesura, diálogo, pero también firmeza”.

Se ha referido el presidente al problema migratorio y ha dicho que “hemos demostrado que se puede combatir con eficacia a las mafias y hacerlo desde el respeto a los derechos humanos y a la legalidad internacional”.

Sobre la justicia social, el secretario general de los socialistas ha afirmado que “se puede creer y repartir, se puede crear empleo, hacer crecer la economía y al mismo tiempo ocuparse de las condiciones aborales de los trabajadores más desfavorecidos y de las familias”.

LOS ESPAÑOLES HAN DICHO EN CUATRO OCASIONES QUE ESPAÑA QUIERE CAMINAR POR LA SENDA PROGRESISTA

Como alegato final, Sánchez se ha dirigido a todos los españoles quienes “han dicho claro en cuatro ocasiones, el pasado mes de abril y en mayo, que España quiere caminar por la senda progresista y quiere avanzar con justicia social”. Por eso les ha pedido que “el próximo 10 de noviembre lo digan aún más claro”. Y tras esta repetición electoral el presidente espera que “no haya más bloqueos, para que España entre de una vez por todas en una senda de estabilidad, de seriedad que son imprescindibles para avanzar y para abordar los grandes retos y transformaciones que tiene por delante nuestro país”.