Buscar
09:33h. Jueves, 17 de octubre de 2019

Casado se compromete a aumentar las plantillas, los medios de contención y a mantener la legislación que preserva a los agentes.

Casado: “Gracias al Gobierno del Partido Popular desbloqueó el aumento de efectivos y la entrada de las nuevas promociones de escala básica”.

 
 

El señor Casado ha hablado de aumentar aquí en Ceuta la dotación de Fuerzas de Seguridad del Estado, y sobre esto se le pregunto y se le recordó que durante el gobierno de Rajoy se recortó concretamente el 7 por ciento de la plantilla de la Guardia Civil, que son más de 6000 guardias civiles, por ello se le pregunto si tienen pensado revertir esos recortes de la Guardia Civil.

A esto Casado respondió que es conocedor de este sector porque ha sido diputado por Ávila dos legislaturas y en Ávila esta la mejor escuela de Policía del mundo.

El popular reconoce que en los años de la crisis se exigieron muchos esfuerzos por parte de todos los españoles, pero también por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que hicieron su labor incluso con menos compañeros de los que estipulaban las plantillas previstas antes de la crisis económica. Ahora podemos decir que “gracias al Gobierno del Partido Popular desbloqueó el aumento de efectivos y la entrada de las nuevas promociones de escala básica”.

Por otro lado, cuenta que se llevan varios años en los que se superan los mil e incluso varios miles de nuevos agentes formándose. Lo mismo dice de la Escuela de Guardias en Valdemoro y en otras localidades españolas. Por tanto, -matiza Casado- ahora sí que hay ya nuevos efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que se están uniendo a una dotación extraordinaria de puntos en los cuales para mí Ceuta y Melilla son fundamentales.

Casado insiste en que las condiciones de presión que sufren aquí en Ceuta la Guardia Civil y la Policía Nacional, hace que “tengamos que comprometernos y, yo me comprometo y me comprometo, como he dicho antes, a aumentar las plantillas, aumentar los medios de contención técnicos y a mantener la legislación en vigor que preserva a los agentes del orden público, pero también a aquellos que arriesgan sus vidas. Muchas veces instrumentalizados por las mafias, para asaltar la valla que marca la frontera entre España y Marruecos.