Buscar
04:58h. Martes, 17 de septiembre de 2019

La Policía Nacional sorprende a quince inmigrantes ocultos bajo el Puente del Cristo preparados para embarcar.

Tres argelinos del CETI detenidos por pase de inmigrantes, bajo el mando de un español fugado a Marruecos

Los autores son de nacionalidad española y argelina, estos últimos alquilaban habitaciones en hostales, casas particulares.  

531325_451700911558631_1535617615_n
531325_451700911558631_1535617615_n

El 16 de octubre agentes de la Policía Nacional se encontraban investigando la existencia de un grupo dedicado al paso clandestino a la península de inmigrantes argelinos, posiblemente usando embarcaciones rápidas.

Fruto de la investigación localizaron e identificaron a quince argelinos en la zona del Puente del Cristo. Estos migrantes, que parecía que estaban allí escondidos, manifestaron a los agentes que se encontraban pescando, pero en realidad estaban esperando al transporte que debía llevarlos al otro lado del estrecho, pues la intervención de los policías les frustro el embarque.

Investigación

En los días siguientes se pudo averiguar que les habían cobrado dos mil euros a cada uno a cambio de pasarlos a la península en una embarcación de recreo. Cuando fueron sorprendidos por la patrulla policial en el foso, Se comprobó que los argelinos eran captados por otros inmigrantes de su misma nacionalidad en la avenida Don Juan de Borbón.

Cuando los argelinos del foso intentaron contactar para que les devolvieran el dinero que les habían cobrado, les contestaron que sus guías en aquel momento habían sido detenidos y la Policía les había intervenido el dinero.

Ante la insistencia, los presuntos traficantes de inmigrantes les propusieron pasarlos a la península en alguna lancha cargada de hachís e igualmente los amenazaron de muerte a todos para que no denunciaran.

Detención de los tres argelinos

Las gestiones policiales permitieron identificar a tres hombres de nacionalidad argelina y se logró detener a uno de ellos en el CETI el 22 de octubre, los otros dos, no fue posible hallarlos, y se les puso en busca y captura.

Estos argelinos causaban gran temor entre los otros residentes del CETI y fue preciso organizar múltiples dispositivos de vigilancias para detenerlos. Como manejaban mucho dinero, se hospedaban cada noche en distintas pensiones o alquilaban habitaciones en domicilios particulares. Finalmente, se les localizó en la barriada Juan Carlos I y se les detuvo, el 08 de noviembre.

La función de los detenidos era ganarse la confianza de inmigrantes del CETI de su misma nacionalidad que estuvieran dispuestos a pagar los dos mil euros, les cobraban el dinero y, luego, los conducían hasta el punto de embarque.

Un cabecilla español fugado

Por otro lado, identificado al cuarto autor de nacionalidad española que sería el máximo responsable y actuaba como piloto de las embarcaciones, los agentes han tenido conocimiento que en este momento ha huido y se encuentra en Marruecos.