Buscar
00:44h. Lunes, 23 de septiembre de 2019

Es la primera incursión masiva desde agosto de 2018.

Entrada masiva de 153 migrantes subsaharianos en Ceuta

La Gendarmería de Marruecos (Mehanis) logró parar aproximadamente a 400 migrantes, los cuales viven escondidos por la Sierra de Beliones.

Foto InfoCeuta
Foto InfoCeuta

El viernes 30, sobre las 06:45 de la mañana, 153 migrantes subsaharianos de Guinea Conakri accedieron irregularmente a España por la puerta de la frontera de Benzú de Ceuta y también bordeando su espigón.

Es la primera incursión masiva desde el 22 de agosto de 2018, cuando un total de 116 migrantes lograron acceder a la ciudad. Recordemos que todos, menos tres menores, fueron devueltos al día siguiente a Marruecos aplicando el Tratado de Readmisión de 1992.

Esta vez los subsaharianos lo han intentado por el paso de Benzú, en un día propiciado por la niebla en pleno relevo del puesto, el cual también sufrió daños provocado por la avalancha humana. Los agentes no podían enfrentarse a este huracán de libertad, pues no tienen medios ‘in situ’ para ello.

25488_D600_left1-e1354653407575Foto InfoCeuta

2019-08-30 (10)

La Guardia Civil que blindo la zona fue atacada con el material ya habitual, heces, acido de baterías, piedras, palos e incluso se abrieron paso a trompicones y puñetazos.

Según fuentes del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA), son 11 los guardias civiles heridos que han sido atendidos en la Clínica Septem. Todos han presentado heridas de carácter leve, contusiones en brazos, piernas y manos, siendo dados de alta y también uno de los agentes que le habría caído algún tipo de líquido abrasivo en los ojos. A ninguno de los agentes se le ha derivado al Hospital Universitario de Ceuta (HUCE) y todos han sido atendidos antes de las diez de la mañana.

Asimismo, los subsaharianos que llegaron al CETI, también presentaban picores en los ojos, posiblemente de algún tipo de gas utilizado en la parte marroquí. Uno de ellos, un chico subsahariano, MY de 21 años, fue llevado al hospital, pues presentaba un esguince de tobillo.

DSC_0006Según declaraciones del Gobierno alauita, la Gendarmería de Marruecos (Mehanis) logró parar aproximadamente a 400 migrantes, los cuales viven escondidos por la Sierra de Beliones. Sierra que ya ha batido la rama terrestre del Ejército Real de Marruecos (Armée Royale). Los otros guineanos rebasaron el espigón y corrieron por la carretera hacia el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), el cual aun se encuentra a unos kilómetros de la playa de Benzú.

Durante el salto, siete no han conseguido, porque han quedado encaramados en lo alto de la valla, enredados por las concertinas. Estos fueron descolgados con un vehículo pluma auxiliados por los GRS. Rezaban y clamaban a la Guardia Civil para que no los devolviesen a Marruecos, lo cual no surgió efecto pues los agentes cumplieron el protocolo establecido de devolución.

Al lugar se han desplazado efecticos de la Guardia Civil de la Comandancia de Ceuta, incluidos la (UAR) Unidad de Acción Rural y  los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la benemérita. También reforzaron el operativo, la Policía Nacional y Local. Al lugar llegó para atender a los heridos el Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de Cruz Roja Ceuta. 

25488_D600_left1-e1354653407575Foto Europa Press 

Ceuta2

25488_D600_left1-e1354653407575Foto Europa Press 

Ceuta5

25488_D600_left1-e1354653407575Foto Europa Press 

Ceuta7

25488_D600_left1-e1354653407575Foto Europa Press 

Ceuta3