Buscar
04:50h. Domingo, 16 de Junio de 2019

Marlaska dijo que “era un honor estar aquí como ministro de España y que el venir a Ceuta era una obligación que no podía dejar de cumplir”.

El ministro de Interior Grande-Marlaska visita la frontera y parte de su perímetro

Marlaska ha tocado varios temas, política migratoria y rescate SAR con Marruecos, concertinas, obra fronteriza, gasto fronterizo y MENA.

El ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska, con la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos I Ministerio de Interior
El ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska, con la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos I Ministerio de Interior

El ministro de Interior Fernando Grande-Marlaska, ha recordado su visita a Ceuta hace un año como vocal del Poder Judicial y al igual que en esta visita, se reunió con el presidente Juan Vivas con ocasión de las ‘IX Jornadas Jurídicas’, que cada año se celebran en Ceuta. Marlaska nos recuerda que en 2003 ya había participado como presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional. También subraya su interés en cooperar en cualquier iniciativa institucional en esta ciudad. Aparte ha dicho que era un honor estar aquí como ministro de España y que el venir a Ceuta era una obligación que no podía dejar de cumplir.

Como ministro de Interior del Gobierno de España, Marlaska dice que un Gobierno y un ministerio que ha trabajado en estos ocho meses y desde el primer día por “mejorar la seguridad de los ciudadanos españoles, siempre con la finalidad de garantizar el desarrollo que ellos y todos nosotros podamos desarrollar nuestros derechos y nuestras libertades en un espacio público digno de ese nombre”.

El objetivo de la visita

El objetivo de la visita es respaldar, agradecer y reconocer, el trabajo de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que desempeñan en esta ciudad de Ceuta, a veces en situaciones difíciles y circunstancias complejas, que alguna de ellas se han producido en estos meses, situaciones donde ha quedado patente la profesionalidad de nuestros efectivos Policía y Guardia Civil. “Yo como ministro quiero reconocerlo en nombre del Gobierno y toda la ciudadanía, no solo ceutí, sino española en su conjunto”, indico Marlaska.

Gasto social en frontera de todos los gobiernos

Desde la llegada al Gobierno -dice Marlaska- han reforzado la seguridad con medios humanos y materiales a Policía y Guardia Civil. El Consejo de Ministros del pasado 18 de enero aprobó una importante inversión en infraestructura, que incluye un refuerzo de la seguridad de la frontera entre España y Marruecos, que afecta también directamente a los agentes que prestan servicio en el perímetro fronterizo. “Gesto o gasto en seguridad que el ministro lo califica de gasto social”.

Marlaska reseño los gastos de seguridad de todos los gobiernos desde Felipe González que fue un 0.62 del PIB, con Aznar bajo a un 0.53, con Zapatero paso a un 0.63 y el PSOE se encontró en junio un gasto en seguridad de un 0.51% del PIB, por lo que “el Gobierno Socialista está implementando en estos ocho meses este gasto en seguridad en un 0.63, porque un gasto en seguridad es un gasto social, es generar seguridad para el desarrollo de sus derechos y libertades para todos los ciudadanos, no solo de aquellos que se lo puedan pagar”.

Marlaska dice que hay la previsión de que la tasa de reposición para los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado sea de un 115%, cuando la de Función Pública en general se ha establecido en un 107%, “intentaremos evidentemente una oferta pública de empleo, intentaremos que haya extraordinaria y todas esas consecuencias en caso de que se materialicen, naturalmente conocemos que Ceuta es una zona que por sus propias características y circunstancias exige en concreto una seguridad completa y estamos adoptando esas medidas en el tiempo que nosotros llevamos”.

Concertinas

Cuando entraron en el Gobierno dice Marlaska que en un cajón había un informe de junio de 2017 (un año antes de la llegada al Gobierno del Partido Socialista) que analizaba, mediante un estudio y una evaluación, la situación de la frontera de Ceuta,  el cual ponía de manifiesto muchos puntos vulnerables del perímetro y la obsolescencia de los elementos técnicos conque tienen que trabajar los agentes allí destinados en el puesto fronterizo. En este informe se resaltaba que “las concertinas eran irrelevantes para la seguridad, pues no tenían ningún efecto disuasorio”. El ministro decía que “el informe ponía en lo referente al perímetro, están obsoletas, que necesitan una reforma y, que en esas circunstancias las concertinas en el estado de situación que pueden ser otras posibilidades, no aportaban ya una seguridad concreta a la valla al no tener un efecto de seguridad o disuasorio que podía entenderse en ese primer momento”. Marlaska añade que “evidentemente tenían ese informe, pero no hicieron otro con otras posibilidades de actuación, como hemos hecho nosotros”.

El ministro añade que Ceuta conoce el daño que hacen para las personas. Un año antes de llegar al Gobierno y nadie hizo nada por revertir su situación, refiriéndose a la gestión del informe. Marlaska dice que se propusieron garantizar la seguridad pero con humanidad y que le oímos hablar de seguridad. “Seguridad sí,  pero también de derechos humanos”.

Obras en la frontera y sustitución de las concertinas

El ministro anuncia que las obras de modernización y refuerzo de la seguridad de la frontera ya están en marcha: el nuevo circuito cerrado de televisión del perímetro fronterizo está ya en fase de ejecución y otra como la intervención en zonas más deterioradas de la frontera comenzaran la próxima semana. También se va a incrementar la altura de la valla en zonas más vulnerables o sensibles en un 30%, llegando a alcanzar los 10 metros. Los materiales van a ser de tres formas o características que dificultara la escalada y también la coronación de la misma que dificulte la forma de sobrepasarla. Se sustituirán las concertinas por otros elementos de “mayor de seguridad que no causen daño a las personas”, que coronaran el perímetro fronterizo. También se remodelara el espigón del Tarajal.

Las obras ya tienen los trámites administrativos que hay que emprender para llevarlas a su ejecución, licitación, contratación…, –asegura el ministro- pero las próximas semanas empezaran las obras el perímetro como en el puesto fronterizo para facilitar el tránsito de los ciudadanos y el trabajo de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Política migratoria con Marruecos

Marlaska dice que uno de sus mayores retos que ha afrontado es la política migratoria. El equipo migratorio del ministerio ha dedicado sus mayores esfuerzos ha trabajar en controlar los flujos migratorios y garantizar una migración legal y ordenada, Marlaska entiende que es la mejor forma de combatir el populismo. La colaboración con el Reino de Marruecos es estrecha, constante y leal y lo califica de país hermano y socio fiable con el que “compartimos la lucha contra el tráfico de personas, el terrorismo y la delincuencia organizada”. Marlaska agradece al reino Alauita su lealtad, fiabilidad y compromiso en sus ocho meses como ministro, sabiendo la presión migratoria que sufre Marruecos.

Barcos de rescate de salvamento marítimo en zonas SAR  

Marruecos también tiene el interés en dotarse con los medios de salvamento precisos, el ministro especifica que todos los países tenemos unos compromisos internacionales adquiridos, que es tener los medios adecuados, dentro de las posibilidades de realizar las funciones de salvamento que nos competen, en lo que se llaman nuestras zonas SAR o de solape e incluso en otras zonas SAR (Son zonas de responsabilidad de salvamento asignadas a una nación por la Organización Marítima Internacional) de otros países cuando estos no puedan realizarlo, lo que “realizamos son funciones de coordinación y ellos están absolutamente comprometidos en cumplir con sus obligaciones internacionales de rescate”.

En un rescate, -explica el ministro- si el barco es español las personas retornarían a España, por bandera. Lo que se pretende en coordinación es que todos tengamos los medios necesarios, Marruecos tenga los medios necesarios, España tenga los medios necesarios, para cumplir cada uno las obligaciones legales, las obligaciones de rescate en sus zonas SAR. Lo importante de todos modos, tanto para Marruecos como para España, es salvar vidas y el país que salve o que rescate asume esa circunstancia.

Los MENA

Marlaska está preocupado por la situación de los Menores No Acompañados, ha matizado que, “aunque no son competencia directa de del Ministerio del Interior, forman parte de las ocupaciones del Gobierno”. También recordó que en esta cuestión se trabaja desde octubre de 2018 con Marruecos -que tiene un interés preferente por sus menores- para conseguir, que “retornen a su país con sus familias, siempre teniendo en cuenta el interés superior del menor (…) Incluido en las ubicaciones que se encuentre el menor en el resto de España, será siempre en su interés”.

Se ha presupuestado y referido créditos especiales de ayuda para las actuales administraciones autonómicas que tengan y tienen que ocuparse del bienestar de estos menores y siempre será una ocupación principal del Gobierno.