Buscar
11:13h. Jueves, 17 de octubre de 2019

UGT abre una mesa redonda por la paz y la solidaridad internacional a los refugiados.

Todos los componentes de la mesa coincidían en la necesidad sensibilizar a la sociedad de un drama ya vivido en la segunda guerra mundial, donde los españoles fuimos en el pasado demandantes de asilo por repercusión de la Guerra Civil Española.

FotoJet
FotoJet

El día tres de octubre en el salón de actos del Palacio de la Asamblea se celebró una mesa redonda por la paz, solidaridad internacional con los refugiados, en tal debate acudieron como personas destacadas en los fenómenos migratorios y de refugiados: Ana Mª Corral, responsable de migraciones de UGT (Confederación Ejecutiva Confederal); Marina Pérez, coordinadora de la Delegación en Ceuta de la Federación de Andalucía Acoge; Jan Nahuel Janik, gestor de voluntariado ERIE AHI (Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias Ayuda Humanitaria a inmigrantes) Cruz Roja. El debate estaba moderado por el comunicador de la Cadena Ser, Antonio Martín.

Primero intervino Ana Mª Corral, con el tema de políticas migratorias de la Unión Europea, a continuación, intervino Cruz Roja y la Delegación en Ceuta de la Federación de Andalucía Acoge, sobre la “Situación actual y realidad que se vive”. La mesa tuvo su debate sobre, “Crisis y falta de valores y posibles soluciones” y finalizado se dio el turno de palabra al público.

La intervención más destacada en tiempo y debate fue de Ana Mª Corral, en su comienzo enfatizaba la buena impresión que le ha dado venir a Ceuta y descubrir una ciudad tan bonita y limpia, resaltaba el legado cultural y esplendor de nuestra ciudad, al tiempo componía su relato con la deshumanización de la Europa económica y no política, donde se ejercían políticas impropias del modelo que en su día fue el propósito de construcción al fundarse la Unión Europea, con respecto al drama de los refugiados después de la segunda guerra mundial.

Ana Mª Corral matizaba el drama que se vive en el mediterráneo donde concurre el despertar de la ultraderecha y su proclama culpando de los males de la sociedad occidental a los inmigrantes y refugiados.

Todos los componentes de la mesa coincidían en la necesidad sensibilizar a la sociedad de un drama ya vivido en la segunda guerra mundial, donde los españoles fuimos en el pasado demandantes de asilo por repercusión de la Guerra Civil Española.

Ana incidía mucho en el grave error de Europa y ser pagadora para reprimir a los refugiados a través de Turquía y Libia, recordando que tal actuación es cómplice directo contra los derechos humanos.

Antonio Martín componía la pregunta de si es más cuestión de una crisis política o de valores, donde los asistentes manifestaban sus puntos de vista en un lado o en otro, casi todos llegando al lado de los valores al ver una sociedad más cercana cada vez más a los postulados de la ultraderecha.

Al turno de palabra quedo constancia como la intervención más destacada del dirigente de Izquierda Unida Ceuta, Antonio Nepomuceno. Este destacaba que algo obvio se objetaba en tal debate y es la palabra “capitalismo” destacando este orden mundial como culpable de toda la crisis migratoria en África, donde tanto Europa como Estados Unidos han fomentado guerras como la de Siria y Libia en función de intereses fuera de toda moral, -argumentaba el líder de IU- que al tiempo de ser una crisis política lo es también de valores, recordando el pasado del nazismo y sus mentiras del pueblo judío alemán que, incentivaron el odio racial y cultural, dejando claro que hay que aprender del pasado y sus errores, para no concurrir al presente con los mismos.

Hubo asistentes que manifestaron la oportuna creación de una asignatura en los colegios para educar a los jóvenes contra el racismo. Otra intervención que también fue muy destacada fue de una señora que manifestaba que más que tener paternalismo con las personas que vienen a nuestro país, deberíamos sentir pasión por las riquezas culturales y propias de aquellas personas que vienen, como forma de hacer un frente común que luche contra las dictaduras de los países provenientes de los refugiados, destacando al tiempo que dichas dictaduras de donde vienen estas personas son en ocasiones muy amigas de nuestros dirigentes políticos.

Nepomuceno volvió a destacar una vez más componiendo la idea de que en este país, llegan muchos extranjeros de los que no saltan la valla de Ceuta, vienen en avión y en limusina, compran a precio de saldo con la complacencia de nuestra clase política la vivienda social, las que más tarde son desahuciadas los españoles por esos extranjeros que casualmente ni la derecha ni ultraderecha cuestionan, enfatizando que como asignatura pendiente en este país es regular el código penal contra portales de bulos como es Mediterraneodigital, donde –según el coordinador de IU- de forma permanente propagan bulos que de forma directa hacen odiar a los inmigrantes, poniendo el ejemplo más claro de bulo, el de que a los inmigrantes al llegar a España se les da 1.400 euros y casa propia, bulos “propagados por medios afines VOX”, afirma Nepomuceno.

La cita terminó con una intervención del secretario general de UGT Ceuta, Juan Carlos Pérez, recordando la llegada al día siguiente (4) del líder del Partido Popular, Pablo Casado y del díscolo recorrido por la frontera de Ceuta para recordar ese patriotismo falso de pulsera, consolidando una vez más el rechazo de la derecha a personas que huyen de sus hogares por las desdichas de sus vidas, confirmando su rechazo a tal visita, en el compendio de ser por un motivo tácito al rechazo del refugiado, dando las gracias a los asistentes y confirmando que no sería la última tabla de debates sociales con el apoyo de UGT en Ceuta.

EF-HfG8X0AUJUCS