Buscar
01:04h. Viernes, 20 de septiembre de 2019

La entidad espera que la sentencia de este recurso al TS concluya con un delito de agresión sexual a los cinco miembros de La Manada.

No es no y qué no decir sí, también es no

En cambio sí ve la Plataforma con buenos ojos la reforma del Código Penal para incluir el término violación cuando la relación sexual no es consentida

Foto del Facebook de la Plataforma Feminista de Ceuta para el artículo
Foto del Facebook de la Plataforma Feminista de Ceuta para el artículo

Rechazo frontal de la Plataforma Feminista de Ceuta a la confirmación de a condena por abuso sexual del Tribunal Superior de Justicia de Navarra a los miembros de La Manada. Dicha sentencia puede ser recurrida en casación ante el Tribunal Supremo. La entidad espera que la sentencia de este recurso concluya con un delito de agresión sexual a los cinco.

La ratificación de la sentencia de los nueve años de prisión por un delito de abuso sexual y no por violación, supone un varapalo en la lucha por la igualdad y los derechos de la mujer, la cual la entidad considera que no se puede permitir que, “esta misógina consideración patriarcal a lo que pueden hacer con nuestro cuerpo, está cada vez calando más en la sociedad por la juventud mediante la cultura de la violación”. Pero que “no termina de implantarse gracias a la movilización y a la lucha feminista. Las cuales no van a cesar”. Reflejando que “no hay que plantear la lucha desde la represión y no hay que poner el foco en la condena y la venganza, sino en la justicia social”.

Lucha ha dejado bien claro que, “No es no y qué no decir sí, también es no”, aunque haya existido un acercamiento.

En cambio sí ve la Plataforma con buenos ojos la reforma del Código Penal para incluir el término violación cuando la relación sexual no es consentida, dicha reforma debe hacerse de manera urgente.

“Legislar desde la perspectiva de género es fundamental”. La sociedad tiene que dignificar los derechos de las mujeres, porque la Plataforma entiende que “sus cuerpos no son mercancías entregadas al deseo sexual de los hombres”.

La Plataforma Feminista Ceutí define la violación como cualquier acto que “se ejerza con intimidación, coacción o insinuación persuasora para obtener placer de una mujer sin el consentimiento de ella".