Buscar
16:51h. Miércoles, 17 de julio de 2019

La corrupción política que tan directamente afecta a nuestras instituciones, entre otras, si afectan a los ceutís para tratarlas en el Pleno.

Vox pide al Ejecutivo de Vivas la derogación inmediata de la ‘Ley de Memoria Histórica’

Vox recuerda que la Asamblea está diseñada para dar voz y respuestas a las demandas de los ceutíes y no para ser utilizadas por grupos “con intereses particulares”.

A raíz de la propuesta lanzada por un partido local en la que se pretende que el pleno de la Asamblea haga una condena del franquismo y exija la exhumación del cadáver de Francisco Franco de su tumba en el Valle de los Caídos.

Desde Vox creen que Ceuta cuenta con innumerables problemas, todos ellos muy graves, en materia de seguridad, infraestructuras o economía y empleo, como para dedicar el tiempo y el dinero público que “invertimos todos los ceutíes en el mantenimiento y funcionamiento de nuestras instituciones democráticas, en cuestiones que están fuera de su competencia”.

De igual modo Vox quiere recordar que nuestra Asamblea está diseñada para dar voz y respuestas a las demandas de los ceutíes y no para ser utilizadas por grupos “con intereses particulares” que lo único que buscan es “pervertirlas y utilizarlas en beneficio propio, para desviar la atención de sus problemas internos”.

Vox Ceuta entiende que dicha propuesta no tiene fundamento alguno en unas sesiones plenarias donde curiosamente apenas se trata de problemas que si afectan directamente a los ceutíes, como son la inseguridad ciudadana, los Mena, el estancamiento económico, la inmigración descontrolada, la falta de empleo o incluso el de la corrupción política que tan directamente afecta a nuestras instituciones.

Vox Ceuta pide también al Gobierno del Partido Popular que aproveche la ocasión para plantear en el Pleno, la petición de la derogación inmediata de la ‘Ley de Memoria Histórica’, una ley diseñada ex profeso para “manipular nuestra historia, generar crispación y enfrentamiento y romper el marco de convivencia política que los españoles nos dimos en la transición y que dio lugar a nuestra actual Constitución del 78. Enmendando con ello y de alguna forma el inmenso error de no haberla derogado cuando obtuvo la mayoría absoluta y el gobierno en el año 2011”.