Buscar
08:06h. Jueves, 14 de noviembre de 2019

Concentración del INGESA por las agresiones a un equipo del 061

Tras la llamada, el paciente, sin mediar palabra, comenzó a agredir a los cuatro profesionales que acudieron al lugar.

Los hechos ocurrieron en la tarde del miércoles día 3, a las 19.00 horas, cuando sanitarios del 061 atendieron una llamada de una persona. Tras la llamada, el paciente, sin mediar palabra, comenzó a agredir a los tres profesionales que acudieron al lugar.

Debido a esta agresión, el INGESA convocó un paro de 10 minutos en los Centros Sanitarios a las 12.00 horas. Además se realizó, a las 12.00 horas, de este jueves, una concentración a las puertas del HUCE.

El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) quiere mostrar su más enérgica repulsa y condena ante la agresión ocurrida a cuatro profesionales del INGESA cuando fueron a atender a una persona a su domicilio, la cual comenzó a propinarles patadas y puñetazos. El equipo –agredido- estaba formado por un médico, una enfermera, un técnico de transporte sanitario y el conductor de la ambulancia del 061.

Ante estas agresiones, desde el INGESA tendrá tolerancia cero. Nada justifica una agresión al personal sanitario, que hace su trabajo día a día por y para los pacientes y que cumplen con su servicio al mil por cien.

 


La Sanidad es uno de los pilares básicos de la sociedad y, con acciones como éstas, empobrecemos este principio básico


La confianza es uno de los elementos fundamentales en la relación paciente-profesional sanitario… Por ello, la violencia hacia nuestros profesionales atenta gravemente contra la vida del profesional agredido y atenta también contra la Sanidad de Ceuta… Es por eso que este acto debe ser condenado, no solo por organizaciones sindicales, colegios profesionales e INGESA, sino por toda la ciudadanía.

También el INGESA quiere aprovechar para animar a las y los profesionales sanitarios a comunicar cualquier tipo de agresión sufrida en su trabajo, sea física o verbal, y recordar que lo que “no se denuncia no existe”. El INGESA dispone de protocolos para que la persona que ponga en conocimiento una agresión reciba el asesoramiento necesario para emprender acciones legales, siempre manteniendo el anonimato.

Desde el INGESA, quieren transmitir que van a seguir luchando juntos contra esta lacra con el fin de promover una conciencia social positiva hacia los servicios sanitarios como bien público, ya que la labor de los profesionales sanitarios es única. “Debemos hacer un uso adecuado de los servicios sanitarios en un ambiente de cordialidad, confianza y respeto para mejorar las relaciones entre ciudadanos y profesionales sanitarios”.

Frente a las agresiones al personal sanitario, tolerancia cero

66393947_10217606449445876_905056145930977280_n