Buscar
10:07h. Martes, 12 de noviembre de 2019

El juez y el fiscal han concluido que no se trata de una falta leve, sino que el procedimiento va a continuar como una falta grave.

Concentración del personal sanitario ante la última agresión verbal en el Centro de Día del Recinto

Elisabeth Muñoz: “no se agrede gratuitamente, el personal de enfermería es personal considerado autoridad y por lo tanto se va a juzgar este hecho como muy grave por atentado a la autoridad”.

 
 

Este jueves 17 de octubre tuvo lugar una concentración de repulsa por la última amenaza verbal sufrida por una de sus enfermeras. A la convocatoria asistieron sus compañeros y profesionales de la sanidad pública.

Los hechos ocurrieron el pasado 10 de octubre, este pasado miércoles 16 las partes estaban citadas para el juicio rápido, pero el denunciado acudió sin abogado. El juez y el fiscal han concluido que no se trata de una falta leve, sino que el procedimiento va a continuar como una falta grave por atentado a la autoridad y el acusado tendrá que contar con abogado.

photo_2019-10-17_17-07-08

La secretaria autonómica de SATSE en la ciudad autónoma, Elisabeth Muñoz ha manifestado que una vez más se ven obligados a plantar una concentración en un centro sanitario aquí en Ceuta.

Muñoz resalto la unidad que ha habido en esta concentración donde recibieron el apoyo del INGESA a través de sus directivos de Atención Primaria y de todos los sindicatos sanitarios. También han tenido el apoyo de usuarios y de otras enfermeras de otros centros. La secretaria autonómica ha agradecido el interés personal que la interlocución policial se ha tomado interesándose por la enfermera afectada por estas agresiones, los cuales advirtieron que, “tolerancia cero hacia las agresiones verbales o físicas”.

Muñoz, puntualiza que, “este caso la amenaza de muerte se realiza a toda la enfermería del centro de salud del recinto y no a una persona en concreto y este hecho ha obligado a suspender la asistencia domiciliaria a este paciente o esta paciente”. Muñoz ha dejado claro que “no se agrede gratuitamente, el personal de enfermería es personal considerado autoridad y por lo tanto se va a juzgar este hecho como muy grave por atentado a la autoridad”.

La secretaria mantiene que, las agresiones son injustificables, aunque detrás está claro que “los recortes en sanidad tienen una gran parte de la culpa de que se aumenten los casos”.

Muñoz quiere pensar que se está produciendo un aumento de las denuncias por “nuestra insistencia conjuntamente con las administraciones” de explicar a los profesionales que “no nos quedemos de brazos cruzados y que la denuncia se realice”.

La asesoría legal del INGESA les ha recomendado que trasladen al personal que las denuncias se produzcan inmediatamente o al día siguiente para intentar abreviar los trámites, que son muy pesados para los propios profesionales que son denunciados, y denunciando con prontitud se puede conseguir que los juicios también se realicen de forma rápida.

El Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) lamenta el nuevo episodio de agresión verbal a una profesional sanitaria del Centro de Salud del Recinto. Desde el INGESA quieren mostrar así su más enérgica repulsa ante la agresión sufrida y mostramos también nuestra solidaridad con la familia y con los compañeros del centro de salud.

El INGESA indica que dispone de protocolos para que la persona que sufra una agresión reciba el asesoramiento necesario para emprender acciones legales, siempre manteniendo el anonimato.

En la misma línea, el Instituto, menciona también que es muy importante que los profesionales denuncien este tipo de agresiones porque es la única manera de acabar con esta lacra.

photo_2019-10-17_17-07-04

photo_2019-10-17_17-06-53