Buscar
09:25h. Martes, 12 de noviembre de 2019

Convocatoria para este jueves a las 12.00 horas

Concentración en el Recinto por otra amenaza de muerte a una enfermera

El familiar de una paciente de atención domiciliaria quiso intimidar a la profesional diciéndole que el próximo enfermero o enferma que fuese a su casa de allí no sale vivo.

El centro de salud del Recinto ha convocado para este jueves 17 de octubre a las 12:00 horas una concentración de repulsa por la última amenaza verbal sufrida por una de sus enfermeras. A la convocatoria asistirán sus compañeros y podrá sumarse todo aquel que quiera solidarizarse con nuestros profesionales de la sanidad pública.

Los medios de comunicación también son llamados a cubrir informativamente esta convocatoria por la importancia que tiene visibilizar su condena pública y difundir las penas que conllevan los atentados a la autoridad.

El denunciado dijo que acudía al centro de salud del Recinto para quejarse porque se tardaba muy poco en lo que le tenían que realizar a su familiar en el domicilio y que además no le gustaba cómo hacían el trabajo.

La enfermera le explicó que nunca hubo ninguna queja en ese sentido, sino todo lo contrario, los usuarios están muy contentos por su profesionalidad e incluso ya los consideran de su familia por el trato cercano que dispensan.

Fue entonces cuando el familiar de esta paciente de atención domiciliaria quiso intimidar a la enfermera diciéndole: “La próxima enfermera o enfermero que vaya a mi casa de allí no sale vivo porque es que lo mato”.

La propia trabajadora advirtió a esta persona de que estaba cometiendo un delito por atentado a la autoridad y él, pese a ser consciente de ello, dijo que le daba igual y que estaba dispuesto a matar e ir a la cárcel. Con esas el familiar de la paciente dejó la conversación y se fue.

La denunciante comunicó los hechos a sus superiores y compañeros para que estuviesen avisados y, por supuesto, se ha cancelado el servicio a ese domicilio porque es una amenaza a toda la enfermería.

Las partes estaban citadas para el juicio rápido este miércoles por la mañana, pero el denunciado acudió sin abogado. El juez y el fiscal han concluido que no se trata de una falta leve, sino que el procedimiento va a continuar como una falta grave por atentado a la autoridad y el acusado tendrá que contar con abogado.

Estos hechos ocurrieron el pasado 10 de octubre, pero no pudieron contactar con el acusado hasta ahora.