Buscar
03:26h. Viernes, 20 de septiembre de 2019

Como es posible que una ciudad con una población de al menos 90.000 ciudadanos, no se cuente con especialistas en los turnos de urgencias.

El PDSC-IU exige explicaciones a la delegada del Gobierno por la gestión del INGESA, por la ausencia de especialistas en urgencias del HUCE

La ausencia de especialistas es el resultado de una gestión que avergüenza a los ceutíes en su calidad de vida, dando imagen de un servicio de urgencias tercermundista.

El PDSC-IU está decepcionado con la gestión realizada por la dirección del INGESA en el Hospital Universitario, más concretamente en el servicio de urgencias los cuales carecen de especialistas necesarios en los turnos de servicio de guardia, para desempeñar la labor de urgencia, en atención de pacientes en riesgos de urgente necesidad.

La coalición política trasladara a los máximos responsables en materia de Sanidad de la Delegación del Gobierno, su inquietud y asombro, por la desidia de la dirección del Hospital Universitario, por la falta de especialistas en los turnos de guardias de urgencias, una cuestión inaceptable de una “incompetencia e ineptitud” palpable por los ciudadanos.

Oftalmólogos, ginecólogos, neumólogos, traumatólogos, cardiólogos y un largo etc…, de especialistas es el resultado de una gestión que avergüenza a los ceutíes en su calidad de vida, dando imagen de un servicio de urgencias tercermundista, dice la formación que añade, y quienes en casos de necesidad de urgencia no cuentan con estos especialistas para la atención sanitaria en su calidad de vida en este servicio.

PDSC-IU preguntara a la delegada del Gobierno como es posible que la Ciudad Autónoma de Ceuta, con un hospital tan grande y con una población de al menos 90.000 ciudadanos censados, no se cuente con especialistas en los turnos de urgencias, poniendo en gran riesgo la salud de los pacientes.

Por otra parte el PDSC-IU exige explicaciones a Salvadora Mateos, delegada del Gobierno, y soluciones urgentes a los ciudadanos por la “desidia ineptitud e incompetencia” que muestra la dirección del INGESA de la ciudad, por la ausencia de especialistas vitales en los servicios de urgencias.