Buscar
01:43h. Viernes, 20 de septiembre de 2019

El detenido secuestró y torturó brutalmente a una persona para sustraerle 50.000 dólares

Detenido en Tenerife un peligroso fugitivo de EE.UU. acusado de secuestro, torturas y amenazas

Esta detención viene derivada de una Orden Internacional de Detención (OID) cursada por las autoridades norteamericanas contra esta persona

La Guardia Civil, en la denominada operación NKORINA, ha detenido en Guargacho (Tenerife) a S.N.K.N, de 53 años de edad, nacido en París (Francia) y nacionalidad americana, pero de origen ruso, tras ser localizado en el archipiélago canario después de haber huido de EE.UU., donde está acusado de graves delitos contra las personas, concretamente de secuestro, torturas y amenazas.

Tras decretar las autoridades estadounidenses una OID contra esta persona, y ante la sospecha de que la misma se encontrase en España, el Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil inició una investigación para dar con el paradero de la misma, todo ello en estrecha colaboración con la Oficina Federal de Investigación de EE.UU. (FBI).

Palizas y quemaduras con una antorcha

Esta persona estaba reclamada judicialmente por las autoridades estadounidenses, tras unos hechos muy graves ocurridos en el sur del estado de Florida a mediados del pasado mes de enero, cuando S.N.K.N  redujo a su víctima con un arma electrónica, introduciéndola a continuación en una camioneta, todo ello a las puertas de un establecimiento comercial.

Según el relato de la propia víctima, tras estos hechos, se despertó en una habitación repleta de todo tipo de armas, atado de pies y manos, donde fue golpeado con insistencia y en repetidas ocasiones por el ahora detenido y un cómplice, los cuales no dudaron en usar incluso una antorcha para quemarle las manos.

La víctima no tuvo otra opción que facilitar a sus atacantes la dirección de su residencia, así como el código de la alarma y la ubicación del lugar donde tendría depositados unos 50.000 dólares.

Tras semanas de investigación entre la provincia de Madrid y la Isla de Tenerife, la Guardia Civil finalmente localizó al fugitivo en la zona de Guargacho, en San Miguel de Abona, Tenerife, donde se había afincado con su mujer en una vivienda de alquiler, tratando de ocultarse de las autoridades.

Se estableció en las proximidades al domicilio un dispositivo policial para la detención del peligroso delincuente, con apoyo de Unidades especiales de la Guardia Civil y miembros de la agencia americana del FBI, efectuando su detención y traslado a dependencias policiales. 

Una característica común en muchos de los huidos de la justicia, es que buscan zonas muy pobladas para esconderse, sobre todo zonas turísticas con gran presencia de foráneos, donde ellos se sienten más seguros y pasan desapercibidos.

Las detenciones en España de delincuentes sobre los que pesa órdenes internacionales de detención o europeas de detención y entrega, sufrieron un fuerte repunte el año pasado, ya que la cifra se elevó a 915 arrestos, un 22 por ciento más que en 2017, cuando se contabilizaron 750.

En esta investigación han participado, además del Equipo de Huidos de la Justica de UCO, el ECO Canarias (Equipo Contra el Crimen Organizado de UCO),  el Grupo de Reserva y Seguridad Nº 8 con sede en Tenerife, entre otras unidades de la Comandancia de Tenerife de la Guardia Civil.

El detenido ha sido puesto a disposición de la Audiencia Nacional. 

2019-06-03_Op_Nikorina_01