Buscar
11:37h. Lunes, 19 de agosto de 2019

La actividad ha tenido lugar en las dependencias policiales de San Juan de Dios

Coca, la perra policía antidroga, la protagonista de la exhibición de guías caninos

La Policía Nacional realiza exhibición de guías caninos ante niños de la Escuela de Verano

Mostrando a Coca
Mostrando a Coca

El lunes 8 de julio, se ha realizado una exhibición de las habilidades de los guías caninos de la Policía Nacional ante 27 chicas y chicos pertenecientes al campamento de la Escuela de Verano que organiza desde hace varios años la Fundación Cruz Blanca.

Los asistentes son niños de entre 12 y 14 años procedentes de las barriadas de El Príncipe y Hadú, así como otros niños extranjeros tutelados por la Ciudad Autónoma y residentes en los centros Mediterráneo y La Esperanza.

La perra, de nombre Coca, tiene dos años y medio de edad. Es de la raza pastor belga malinois. Es una raza de perros que tienen muchas policías europeas ya que es muy apreciada por su gran versatilidad. Es muy obediente y, en general, muestra gran interés en agradar al guía aprendiendo cualquiera de las especialidades para la que es destinada.

La exhibición ha consistido en ejercicios de obediencia con y sin correa en los que el animal pasea junto al guía, a distintas velocidades, hacia delante, marcha atrás. También pasando entre las piernas y obedeciendo las órdenes a distancia.

thumbnail_camino de su transporte

El guía ha explicado que basa su adiestramiento en el premio. El rodillo o la pelota actúan como recompensa a la labor bien hecha para satisfacer el instinto de caza del perro. Con ambos objetos el can disfruta mordiéndolos y zarandeándolos. Cuando los perros comienzan su aprendizaje tardan dos o tres meses en estar mínimamente preparados. Cuando acumulan años de experiencia, se vuelven más útiles para el servicio.

Por último, la perra Coca, ha realizado una demostración de búsqueda de drogas, que es su especialidad. En un grupo de personas se ha situado a un hombre que ocultaba en uno de sus bolsillos una pequeña cantidad de hachís que el animal ha localizado y señalizado para el agente. Se trata de habilidades útiles en concentraciones humanas que pueden darse de forma regular en centros de transporte tales como estaciones de autobuses o marítimas.

Los niños también han visto los vehículos y han podido probar diverso material policial. Los escudos, chalecos y cascos les han acercado a la realidad del trabajo policial.

thumbnail_probando equipamientothumbnail_viendo a Coca