Buscar
09:08h. Martes, 12 de noviembre de 2019

CCOO pide la ampliación de la partida para los Planes de Empleo hasta los 36 millones de euros

La obstaculización del flujo de visitantes marroquíes, en términos de renta y empleo para Ceuta, CCOO lo estima en un coste de tres mil puestos de trabajo, de los cuales mil serian sumergidos.

El acuerdo entre los Estados de España y Marruecos para erradicar definitivamente la actividad comercial que se venía desarrollando a través del paso fronterizo entre Ceuta y Marruecos, al que hay que añadir –según CCOO- una indisimulada campaña para desincentivar y obstaculizar el flujo de visitantes procedentes de aquel país; tiene un elevado coste en términos de renta y empleo para nuestra Ciudad que CCOO estima en 2.000 puestos de trabajo. Añadiendo los empleos sumergidos la cifra podría acercarse a 3.000.

Para el sindicato, este hecho reviste una especial gravedad en una Ciudad como Ceuta, que lidera todas las clasificaciones negativas en materia de empleo, y en la que, de momento, es una quimera hablar de “reconstrucción del tejido productivo”.

Desgraciadamente para los comisionistas, los responsables de esta decisión no han cumplido con su obligación (política) de plantear y desarrollar un Plan Alternativo que mitigara los duros efectos de esta “reconversión sibilina” que tanto daño está produciendo a la economía de nuestra Ciudad y que se ceba, como suele ser habitual, en los sectores más vulnerables de la población.

Es por ello que CCOO exige que, en tanto no se pongan en marcha Planes Económicos orientadas a la generación de nuevos empleos alternativos a los destruidos; el Gobierno de la Nación amplíe la partida de los Planes de Empleo hasta los 36 millones de euros anuales como única salida viable y a corto plazo para detener esta “hemorragia social” que es una auténtica amenaza de inestabilidad social.

Comisiones Obreras conmina a los partidos políticos, que pugnan por obtener la representatividad de los ceutíes en las Cortes Generales emanadas de las Elecciones Generales del próximo 10 de noviembre, a asumir públicamente el compromiso de reivindicar esta medida de extrema necesidad en unos momentos especialmente difíciles para los trabajadores ceutíes.