Buscar
15:23h. Miércoles, 22 de Mayo de 2019

CCOO cree que se podrán garantizar: incrementos salariales, 12.000 puestos fijos y mejoras en los derechos con los trabajadores.

Correos cerraría 2019 con beneficios si el nuevo Gobierno lo prioriza en su agenda

El Gobierno debe aprobar el Plan de Prestación Universal financiando 200 millones de euros, frente a los 120 de la legislatura anterior.

CCOO, sindicato mayoritario de Correos, ha mostrado su satisfacción por los resultados positivos -los primeros en 8 años- presentados por Correos el pasado martes según los cuales, en el primer trimestre mejora tanto sus ingresos (12,4%), como su facturación (572,5 millones de euros) y sus resultados (15 millones, un 284,7% más) respecto de 2018, previendo al cierre de 2019 una facturación que supere la barrera de los 2.000 millones de euros.

Para CCOO estos resultados son una buena noticia pues demuestran que Correos está aprovechando bien la ola de crecimiento económico tras las crisis, acertando en su apuesta por la diversificación, especialmente por el segmento de la paquetería derivado del comercio electrónico (el de mayor crecimiento en la compañía pública), y por la internacionalización ya iniciada con su reciente entrada en el mercado portugués y chino, y la previsible expansión en el Sudeste Asiático.

Para CCOO, la compañía no debe renunciar a finalizar el año 2019 en números positivos puesto que, a su entender, se dan las condiciones objetivas, económicas y de mercado, para ello. El sindicato cree que, en todo caso, es necesario que el nuevo Gobierno sitúe la agenda postal entre sus prioridades políticas para esta legislatura y, como los principales países europeos, coloque al Operador Público en la primera línea postal y logística, a nivel nacional y mundial.

El sindicato cree que, para ello, se deben tomar decisiones de primer orden a lo largo de este año, una vez se configure el nuevo Gobierno. Entre ellas, “desatascar” el bloqueo de la Comisión Europea en torno a la metodología de cálculo del Servicio Postal Público, para, de inmediato, aprobar el Plan de Prestación de Servicio Postal Universal y el Reglamento de Prestación y una financiación suficiente (que no subvención) como contraprestación por la carga injusta que soporta Correos por la prestación obligatoria del Servicio Público. El nuevo Gobierno no puede olvidar el papel de vertebración territorial, económica y social que juega Correos.

El sindicato afirma que la perspectiva de 4 años de legislatura, que no se daban tras la moción de censura, permite afrontar un proyecto postal a largo plazo mediante la aprobación de un Plan Estratégico que apueste rotundamente por la diversificación, especialmente la paquetería como segmento de mayor crecimiento en el mercado postal, al tiempo que por una fuerte expansión internacional que convierta a Correos en un operador logístico de primera línea mundial.

CCOO cree que solo apostando por un proyecto expansivo y basado, no en costes, sino en ingresos, se tendrán márgenes suficientes para cumplir los compromisos incluidos en el Acuerdo 2018-2020, entre ellos, el incremento salarial de hasta el 9% en su vigencia, la conversión de 12.000 empleos temporales en fijos, la reducción de la temporalidad del 22% actual al 8% y del tiempo parcial del 25% actual. CCOO hace un llamamiento al nuevo Gobierno a dar un impulso progresista a una empresa pública de nuestro país.