Buscar
17:25h. Miércoles, 17 de julio de 2019

UGT denuncia una nueva estafa del Gobierno a la sociedad ceutí

Se utiliza dinero público para un fin perverso, cubrir necesidades con desempleados indefensos pagados a menos de la mitad de lo que cobra un empleado público

La Unión General de Trabajadores, a través de los medios de comunicación local quiere poner en conocimiento de todos los ciudadanos que desde la Consejería de Economía, Hacienda, Administración Pública y Empleo se ha vuelto a perpetrar una nueva estafa a los desempleados especialmente, y en general a toda la sociedad al volver a utilizar la Colaboración Social de manera fraudulenta para cubrir puestos estructurales de la Administración de la Ciudad Autónoma de Ceuta.

La Central Sindical dice que una vez finalizados o a punto de finalizar los planes de empleo que se utilizan para cubrir necesidades que deberían ser realizadas mediante la Oferta de Empleo Público, el consejero de Economía ha solicitado del Servicio Público de Empleo ciento sesenta y ocho parados en colaboración social para destinarlos a diversos Servicios de la Ciudad Autónoma de Ceuta.

Los sindicalistas consideran un escándalo que se reincida en estas prácticas fraudulentas que, en primer lugar perjudican al ciudadano que aspira a un empleo público, perjudican al desempleado que se ve obligado a realizar tareas por un salario de miseria, que ni siquiera llega al salario mínimo interprofesional, que pierde días de cotización ya que no se cotiza a la Seguridad Social, y no le vale el tiempo trabajado para futuras prestaciones y se estafa, por tanto, también a la Seguridad Social que no recauda por un trabajo que debería cotizarse y por ende se perjudica a las arcas públicas, ya que se utiliza un dinero público para un fin perverso, cubrir necesidades estructurales con desempleados indefensos a los que se les paga menos de la mitad de lo que está cobrando el empleado público que tiene a su lado y sin beneficio alguno de cotización o de futuras prestaciones, es decir, se realiza un mal uso de fondos públicos.

Y esto no lo dice la UGT solo, es algo ya conocido que todo lo anteriormente expuesto ha sido ratificado por la Inspección de Trabajo, por lo que el Consejero de Economía cuando solicita esos programas de colaboración social al SEPES es consciente de que está realizando unas actuaciones que pueden tener series repercusiones legales.

Desde la Unión General de Trabajadores ya se han puesto a trabajar a su gabinete jurídico para evitar que se cometa semejante tropelía y que se tomen las acciones legales oportunas contra los responsables de este posible fraude.