Buscar
01:21h. Lunes, 23 de septiembre de 2019

Señor Vivas: “A otro perro con ese hueso”.

UGT dice que ya no se cree nadie de que Vivas va a sacar una oferta de ciento ochenta plazas

La Oferta de Empleo Público hay que negociarla con las Centrales Sindicales y posteriormente publicarla en el BOCCE.

Sección Sindical FeSP-UGT de la Ciudad Autónoma de Ceuta
Sección Sindical FeSP-UGT de la Ciudad Autónoma de Ceuta

Lo hace hoy a dos días de la celebración de las elecciones como un anuncio que va a cumplir, claro, si gana las Elecciones. El valor es el de un anuncio meramente propagandístico. El señor Vivas, funcionario con muchos trienios, sabe perfectamente que la Oferta de Empleo Público hay que negociarla con las Centrales Sindicales y posteriormente publicarla en el BOCCE, argumenta la Sección Sindical FeSP-UGT.

Podríamos suponer –dice la Sección Sindical- que le remorderá la conciencia por el daño que le ha infringido a esta Administración, destruyendo en los últimos ocho años más de trescientos empleos públicos estables, casi un veinte por ciento de la plantilla y teniendo en empleo precario a otro veinte por ciento. Pero desgraciadamente no es así. Desde la Sección Sindical tienen datos y experiencia sobrada para decir que “es un especialista en trilerismo político. Que es muy difícil engañar más con falacias de las que lo hace este patriarca en pleno otoño-invierno”.

El sindicato lleva años denunciando la absoluta falta de legalidad de esta Administración (dieciocho años sin Secretario General), la absoluta falta de control económico (otros tantos años sin Interventor). Que mientras de forma inmisericorde y según él mismo afirmaba falsamente por imperativo del Gobierno Central, destruía empleo de funcionarios de carrera, amortizando plazas hasta llegar a las trescientas, supuestamente para ahorrar, “enfuchaba a troche y moche a amigos y correligionarios en Empresas Municipales, Organismos Autónomos y otras mamandurrias de todos conocidas”, recriminan los ugetistas.

Porque, en definitiva, -dicen- el norte y guía de este régimen decadente de Vivas ha sido “el enchufismo. En ello ha sustentado su tarea de Gobierno”, y añaden: Mientras los diversos servicios de la Ciudad se encontraban sin apenas personal para atender a los ciudadanos, el señor Vivas, en aras de una supuesta autonomía, metía consejeros, asesores, gestores y directores generales, mucho más allá de lo que le permitía la legislación, en un número que superaba con creces a muchas comunidades autónomas.

En fin, como traca final –apunta la Sección Sindical- ha pretendido venderles estas bases de consolidación, redactadas y publicadas aprisa y corriendo y haciendo este fantasmagórico anuncio, que “ya no se cree nadie, de que va a sacar una oferta de ciento ochenta plazas. Sus engaños y falsedades ya son conocidas por la mayoría de los ciudadanos y el que se haya buscado a ‘sindicalistas de cabecera’ para que le aplaudan y sean cómplices de sus falacias, tenemos la sensación de que de poco le va a servir”.

En definitiva y como se dice mucho en nuestra tierra señor Vivas: “A otro perro con ese hueso”.