Buscar
00:32h. Lunes, 23 de septiembre de 2019

Aparece el cuerpo sin vida tras 11 días de búsqueda de Blanca Fernández Ochoa

El sargento de la Guardia Civil Francisco Borreguero y su perra Xena encontraron el cuerpo sin vida de la esquiadora.

 
 
 
 
Blanca Fernández Ochoa I Recurso Facebook
Blanca Fernández Ochoa I Recurso Facebook

En la sierra de Madrid, cerca de Cercedilla, por la zona del Peñolito, en la Penuela fue hallado el cuerpo sin vida de medallista olímpica Blanca Fernández Ochoa, de 56 años, que se encontraba en paradero desconocido desde el domingo 24 de agosto. 

Cuando salto la alarma de su desaparición, su vehículo lo localizaron en el parking de Las Dehesas, que accedía a la ruta senderista que solía hacer y conduce a los Siete Picos, zona escarpada de la Sierra Noroeste de Madrid.                                            

El sargento de la Guardia Civil Francisco Borreguero,  estaba fuera de servicio y se había unido a las labores de búsqueda con su perra Xena, los dos pertenecientes a la Unidad  Cinológica de la benemérita, cuando encontraron el cuerpo sin vida de la esquiadora.

Casualmente un vecino se había encontrado con anterioridad con Blanca y esta le comento que iba a ir por esa zona, este vio como le daba un beso a la estatua de su hermano Paco, medalla de oro de esquí en Sapporo, 1972, al que estaba muy unida y falleció de un cáncer en 2006.

La Policía investiga si las causas de la muerte fue por accidente producido al caerse y golpearse, o por otros motivos por lo que están abiertas otras vías en la investigación y a la espera de lo que determine la autopsia.

La situación de Blanca no era boyante, desde su separación tuvo que ir a vivir con su hermana Lola en Aravaca, por la venta del chalet de las Rozas.  Sus hijos vivían con su padre.

Blanca no tenía dinero en su cuenta, trabajaba de entrenadora personal y había hecho algún reality en la televisión –La Isla y Mira quien Salta- volviendo a la actualidad, así muchos pudieron conocer su carrera y éxitos deportivos.

Blanca que estaba acostumbrada a hacer estas rutas de senderismo y pasar varias noches durmiendo en ‘vivac’ al raso, le dijo a su hermana que se iba unos días porque necesitaba estar sola y pensar. Tenía sus amigas que se juntaba de vez en cuando, las cuales han insinuado que se encontraba baja de amino desde su separación, a esto hay que sumarle la muerte de su hermano Paco en 2006 un duro golpe que nunca termino de superar. Unas declaraciones de una amiga personal, la ex luchadora de taekwondo Coral Bistuer en la COPE y después por los platós de Viva la Vida y Sábado DeLuxe sobre la esquiadora, han generado polémica y otros han afeado a Bistuer a cuando comento detalles -que requieren de una privacidad- sobre su estado anímico al cual achacaba su desaparición. 

Blanca Fernández Ochoa  durante los juegos Olímpicos de Albertville (Francia) en 1992 tocó la gloria, cuando estuvo a unos metros de ganar la medalla de oro olímpica en esquí de slalon, pero una caída entrando en meta le dio el bronce.

Ochoa_Campeona_thumb_700