Buscar
06:41h. Jueves, 14 de noviembre de 2019

Los delitos que se cometen a través de las redes sociales son iguales que los que se cometen "cara a cara".

La Policía Nacional finalizó las actividades con los niños de la Escuela de Verano

Los niños de la escuela tienen entre 14 y 17 años y proceden de la barriada de El Príncipe, así como otros niños extranjeros tutelados por la Ciudad Autónoma.

El lunes 29 a las 11:00 ha tenido lugar la última exhibición de guías caninos y material policial dirigido a los participantes en la Escuela de Verano.

El grupo asistente estaba conformado por varias decenas de chicas y chicos pertenecientes al campamento de la Escuela de Verano que organiza la Cruz Blanca. Tienen entre 14 y 17 años y proceden de la barriada de El Príncipe, así como otros niños extranjeros tutelados por la Ciudad Autónoma y residentes en los centros Mediterráneo y La Esperanza.

En la presentación se les ha explicado que los perros tienen varias especialidades en la Policía. Las más conocidas son las relacionadas con los explosivos o las drogas pero estos animales también pueden buscar restos de personas fallecidas u otras personas vivas y que se encuentran perdidas o escondidas. También pueden trabajar en situaciones de grandes catástrofes localizando personas atrapadas en escombros.

La perra Axi de raza braco alemana y de un año de edad, especializada en explosivos, realizó una búsqueda de un artefacto entre varias maletas.

Seguidamente el perro Bolo de 5 años de edad, especializado en drogas, ejecutó su ejercicio entre algunos de los chicos que simularon ser un grupo de público. Pasó entre ellos y acabó señalando y sentándose al lado de la persona que había sido preparada y portaba una pequeña cantidad de hachís en el bolsillo de su pantalón.

El martes 30, los chicos y chicas de la Escuela de Verano han asistido a una charla impartida por una agente de la Policía Nacional sobre los delitos de odio.

Se les ha explicado que ciertos delitos como amenazas, injurias, lesiones pueden verse agravados cuando se demuestra que se han cometido con un trasfondo de odio hacia personas por el hecho de que estas pertenezcan a grupos con orígenes, ideas, actitudes o creencias distintas.

Se han dado cuenta que los delitos que se cometen a través de las redes sociales son iguales que los que se cometen "cara a cara". No debemos engañarnos por sentirnos seguros en nuestra casa detrás de la pantalla del ordenador. Los terminales informáticos y telefónicos de los autores pueden ser identificados y localizados.

junto a las furgonetas