Buscar
02:00h. Martes, 23 de Abril de 2019

Se puede llegar a aplicar delitos continuados de estafa, pertenencia a grupo criminal o por profanación de cadáveres.

Ya son 14 los detenidos por el cambio de ataúdes antes de la cremación

En la ‘Operación Ignis’ ha concluido con la detención de 14 personas acusadas de sustituir ataúdes de alta calidad por otros mucho más baratos antes de la cremación.

Web I Uno de los tanatorios del Grupo El Salvador
Web I Uno de los tanatorios del Grupo El Salvador
En la ‘Operación Ignis’ ha concluido con la detención de 14 personas acusadas de sustituir ataúdes de alta calidad por otros mucho más baratos antes de la cremación.

 

La investigación de esta funeraria está en manos de la Policía Nacional y de la Agencia Tributaria, que por su volumen y su entramado puede llegar a ser considerada como de una organización criminal, por tratarse de un delito de fraude masivo millonario donde están implicadas más de veinte personas, algunas de la misma familia.

El modo de operar presumiblemente de esta empresa, era la reutilización de los ataúdes, -para su posterior reventa-  antes de entrar en el horno crematorio, cambiando los cadáveres, a otras cajas de bajo coste y calidad, también fuentes aseguran que lo mismo ocurría con las coronas. Como referencia diremos que un ataúd oscila entre los 600 y 4000 euros y las coronas y ramos del la cual la empresa tiene servicio de floristería propio llega a los 450 euros.


La empresa busca el esclarecimiento de los hechos y depurar responsabilidades


La empresa en un comunicado, dice que el asunto es debido a un chantaje económico en 2017 de un antiguo ex trabajador jubilado, que “reclamaba diversas cantidades económicas a cambio de no revelar determinadas prácticas irregulares que él, supuestamente, habría cometido”.  Por ello el Grupo Salvador, dice que “ante la grave acusación e irrealidad de los hechos objeto de chantaje”, presentó denuncia por un posible delito de extorsión. Según la empresa este ex empleado jubilado fue condenado en 2015 como autor de un delito de extorsión a la pena de un año de prisión.  La sentencia indicaba textualmente que “el acusado chantajeó a la empresa, con el objetivo de que fuera mejorada su pensión de jubilación”, y sin que “en la citada sentencia se determinará actuación irregular alguna por parte de la empresa”.

La empresa se ha presentado como Acusación Particular, con el firme propósito del esclarecimiento de los hechos y depurar responsabilidades, que en su caso, pudieran derivarse. Las actuaciones judiciales emprendidas en el día de hoy –dice la empresa- son una pieza separada del anterior procedimiento judicial.

La empresa informa en la misma nota que, “todos los crematorios del Grupo El Salvador cuentan con salas desde la que los familiares pueden ver cómo el ataúd entra en la zona de cremación”.


El jefe superior de la Policía Nacional de Castilla y León


Según manifestaciones -esta mañana uno de febrero- del criminólogo, psicólogo y experto en violencia sobre la mujer y jefe superior de la Policía Nacional de Castilla y León, Jorge Zurita Bayona, sobre la investigación que se está llevando a cabo ha dicho que, hay implicados desde propietarios hasta empleados, no se sabe la cuantía de lo defraudado pues hay que recabar información que se remonta a muchos años atrás. El jefe superior de la Policía ha pedido a los afectados que no colasen las comisarias presentando denuncias, - ya más de 200- pues se irán llamando a todos los afectados.

CREMATORIO-PENAFIEL-960X450


La delegada del Gobierno


Según fuentes de última hora del Pais, al cierre de este articulo, la delegada del Gobierno de Castilla y León, Virginia Barcones, acompañada por el jefe superior de Policía Nacional en la misma comunidad, Jorge Zurita Bayona, que la ‘Operación Ignis’ ha concluido con la detención de 14 personas acusadas de sustituir ataúdes de alta calidad por otros mucho más baratos antes de la cremación.

 Al propietario se le ha encontrado un millón de euros en su domicilio y los trabajadores del Grupo El Salvador pueden haber cometido un delito de estafa continuada, con penas de prisión de hasta ocho años y multa de 24 meses. Aparte –dice la delegada- también se reutilizaban las coronas para otros sepelios.

El ex empleado jubilado que fue denunciado por el Grupo Salvador, esta denuncia se volvió en contra de la funeraria por las investigaciones realizadas por la Policía, en las cuales han recabado numerosas fotografías y pruebas documentales de la estafa que poseía el denunciado.

Son veinte años los horquillados que está investigando la Policía (1995-2015) y todavía no se descartan más detenciones. El jefe de la Policía Nacional, ha vuelto a recordar lo dicho esta mañana en unas declaraciones, añadiendo a las mismas que, “los afectados recibirán asesoramiento por parte de la Policía y la autoridad judicial, para que puedan ejercer acciones legales”. Estas acciones pueden derivar en delitos continuado de estafa, pertenencia a grupo criminal o por profanación de cadáveres.


El Grupo Salvador


El Grupo Salvador es una empresa vallisoletana con una plantilla de 70 empleados la cual lleva operando en el sector de las pompas fúnebres más de 30 años (1985). El Grupo lo forman su Agencia Funeraria Castellana, Tanatorios El Salvador y Cementerio-Jardín Parque.

Tanatorios El Salvador cuenta con cinco tanatorios, -incluyendo el de la capital del Pisuerga- tres en construcción en toda la provincia y gestionando otros dos municipales, algunos disponen de cafetería. La empresa mantiene acuerdos con todas las compañías de seguros y realiza traslados nacionales e internacionales.

El objetivo de la empresa es abarcar todo el proceso funerario desde la defunción hasta la gestión en su propio Cementerio-Jardín Parque o facilitando la concesión administrativa en otros cementerios públicos. La empresa cuenta con floristería y servicio de autobuses propios.