Buscar
09:06h. Martes, 12 de noviembre de 2019
Teresa López candidata al Congreso de los Diputados
Teresa López candidata al Congreso de los Diputados

No es deleitante para alguien de derechas comenzar así un escrito, pero es una responsabilidad con la verdad, y, por ende, no puedo eludir la necesidad de ser honesto. Y es que es cierto, no puedo sino estar de acuerdo con el señor Vivas. Hace poco decía en unas declaraciones que “no hay que dividir el voto de la derecha”, y me veo en la obligación de suscribir su tesis. La contrariedad viene en el momento de identificar las dos derechas a nivel local. En Ceuta, por ejemplo (y esto debo agradecérselo al señor Vivas), solo existe una derecha. VOX. No voy a negar que el señor Vivas ha sido el mejor alcalde de la historia. De la historia de Castillejos… y que sus mandatos han más que duplicado la población de esta ciudad, y han alcanzado el mejor nivel de vida que jamás han tenido gracias a este individuo, aunque sea, como buen marxista trotskista que ¿fue?, a costa de aplicar ese “contrato social” pseudorousseaouniano, precursor del marxismo del que ¿fue? Seguidor, y que tanto daño ha hecho. Y es que, señores ceutíes, en la aplicación de ese “contrato social”, germen de todo marxismo, incluido el marxismo vivista, la “redistribución de la riqueza” es sencilla: Hay que sostener a Castillejos con el dinero, esfuerzo y trabajo de los ceutíes., y todo eso en una ciudad con un cómputo de parados del 54’4% para jóvenes menores de 25 años, según la EPA, para el tercer trimestre de 2019. Solo hay un partido en Ceuta que dice con meridiana claridad que el fruto del esfuerzo de los ceutíes debe resultar en la mejora del bienestar y calidad de vida de los ceutíes, y solo Teresa López lo dirá alto y claro en el congreso de los diputados. De eso no tengáis ninguna duda.

En Ceuta nos hemos dado cuenta claramente de esta osmótica relación “odi et amo” entre Vivas y su sentimiento de izquierdas del que todavía no logra desprenderse, y que hace las delicias del país vecino a costa de esquilmar el bolsillo de los ceutíes. Es muy sencillo, cuando ganó las elecciones locales, no lo dudó ni un segundo. Pactó con quien más fácil le sería entenderse. Con los necrófagos conniventes con el separatismo. Aquellos cuyo presidente alertaba a ETA sobre las acciones beligerantes de la policía. El PSOE. Y lo volverán a hacer, ya se habla a nivel nacional de un “gran pacto de estado” entre estas fuerzas. No es de extrañar, siendo que, con mayoría absoluta, fueron ellos los que aceptaron plegarse ante cada una de las premisas del marxismo cultural, también llamado lo “progre”, quitándose de esta manera la máscara. Una versión “low cost” de la subversión ideológica de la que, hace ya treinta y cinco años, nos avisara el ex KGB Yuri Bezmenov. Y no es este un escrito frontal contra el señor Vivas, ya que no es él el culpable en última instancia de la deriva galopantemente autodestructiva que lleva la ciudad de Ceuta, sino que es una mera consecuencia del (dentro de la anaciclosis políbica) sumergimiento de lleno en el proceso degenerativo de la democracia. La más rancia demagogia aristotélica en su metamorfosis a oclocracia, más comúnmente conocido como “populismo”, en su versión más destructiva: quitarle el dinero a los ceutíes para emplearlo en mejorar la calidad de extranjeros del país vecino. Por ende, no cabe duda. Sólo existe un voto de derechas en España, y más aún en Ceuta. Si crees que un hombre no es un criminal solo por ser hombre, y que la violencia es igualmente dañina venga de quien venga, tu partido es VOX. Si crees que para decir que el derecho más preciado y básico es el derecho a la vida, el único partido que lo defiende es VOX. Si crees que los españoles deben caminar juntos por mejorar esta tierra con respeto mutuo y actitud reconciliadora, solo hay una opción. VOX. Si crees que debe cumplirse la constitución y atacar de una vez al separatismo y al germen ideológico que está esquilmando las arcas catalanas, la respuesta es VOX. Todo aquello que el PP dejó, en el mejor de los casos, y que en la mayoría de casos incluso financió, teniendo mayoría absoluta. Por eso y por mucho más, si no eres de izquierdas, solo tienes una opción. VOX. Y por cierto, MARXISMO DELENDA EST.