Buscar
06:13h. Lunes, 26 de agosto de 2019

Se habla, que es más fácil predicar que dar trigo, y es cierto, pues poner en cargos a todos sus acólitos, ósea, los llamados estómagos agradecidos, no le cuesta nada y el trigo sí. Y ahí es donde quiero llegar, pues, como se está viendo, un partido que solo cuenta con nueve diputados, está regalando puestos remunerados a diestro y siniestro y eso al final tiene un coste, de hecho lo pagamos todos con nuestros impuestos, pero eso al señor Vivas, parece que poco le importa con tal de seguir en el cargo.

Se comenta, que esta vez lo tiene más difícil, pues tiene que hacer que un partido, a cuyo líder el mismo Vivas llamo sinvergüenza, se acabe prestando a este juego. De hecho este partido se jacta en decir que tiene una historia de ciento cuarenta años de honradez, nada más alejado de la realidad, sobre todo si sus destinos en Ceuta se dejan en manos de personas con el carisma del señor Hernández.

Se dice, que en su momento una discutida decisión tomada allá por el año 85, llevo casi a la desaparición del PSOE de la escena política en esta ciudad, llegando en su momento más bajo a sacar tan solo 2 diputados, por ello habrá que esperar a estos movimientos a los que tiene que hacer frente en un futuro inmediato, pues el caladero de votos al que aspiran son los mismos que en su momento les apoyaron y luego cuando recibieron sus frutos les dejaron en la estacada.