Buscar
03:19h. Martes, 25 de Junio de 2019

La brecha salarial entre hombres y mujeres sigue siendo un grave problema para llegar a la igualdad de género, una brecha que no se reduce por lo que desde las instituciones debemos poner las medidas a nuestro alcance para lograr que esa desigualdad real desparezca. En el caso de nuestra ciudad, en el año 2000 ocupábamos el puesto decimotercero de las regiones de régimen común en cuanto a brecha salarial, casi cinco puntos por debajo de la media, en el año 2017, hemos ascendido hasta el primer puesto nacional, donde la brecha salarial es de un 27,45% en nuestra ciudad frente a una media del 22,64.

La brecha salarial ha empeorado en nuestra ciudad, el avance de la igualdad entre hombres y mujeres no ha existido en la estructura económica, las mujeres en el año 2000 cobraban de media 4.638€ al año menos que un hombre, en el 2017 esa diferencia se ha elevado a 6.771€. La diferencia se ha incrementado un 46%, las mujeres siguen sufriendo la desigualdad por serlo.

Esta brecha salarial no solo se produce en la vida activa de la mujer, sino que se traslada a la hora de cobrar una pensión, ya que al haber cotizado su derecho se reduce en nuestra ciudad en un 37,12%, es lo que una pensionista cobra menos que un pensionista en el año 2017, por ser mujer y tener una peor vida laboral.

Para el Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía, las administraciones públicas tienen la obligación de intentar solventar este grave problema, creando las oportunas herramientas para alcanzar en el medio plazo la igualdad real entre los y las ceutíes. Por ello presentamos al Pleno del Ayuntamiento una propuesta para que se estudiara la creación de un servicio de asesoramiento a PYMES en planes y medidas de igualdad en la empresa y fue aprobada por unanimidad.

Esta diferencia salarial se produce en mayor medida en las pequeñas y medianas empresas (PYMES), sobre todo porque carecen de la capacidad para llevar a cabo unos planes de igualdad en la empresa, unos planes aunque legalmente obligatorios, no son realmente asumibles por estas empresas que carecen, muchas veces de los medios técnicos y humanos para llevarlo a cabo. Desde el MDyC entendemos que con medidas de asesoramiento a las PYMES sobre igualdad pueden implantarse planes que ayuden a lograr romper la brecha salarial.

Ahora solo falta que haya un verdadero Gobierno en nuestro Ayuntamiento para poner en marcha estas medidas, puesto que el desgobierno del Sr. Vivas nada ha hecho por poner en marcha la igualdad entre hombres y mujeres.