Buscar
02:02h. Jueves, 27 de Junio de 2019

Hay quienes todavía no conocen lo que dice nuestra Constitución. Formamos parte de un Estado de derecho, donde existe la división de poderes y en el que todos estamos sometidos a la legalidad constitucional. Es conveniente no olvidar o saber lo que dice el artículo 2 de nuestra Constitución: “Se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las Nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”.

Para aquellos que se erigen en depositarios de las esencias de España, con toda probabilidad no les vendría mal darse cuenta que nos encontramos viviendo en la España constitucional, en un Estado social y democrático de derecho. En el artículo anterior se habla de Nación, de patria, de autonomía, de Nacionalidades y de la solidaridad. Aspectos que se han desarrollado en estos últimos cuarenta años, pero con una particularidad, en un sistema democrático puede haber modificaciones, pero respetando la legalidad y la soberanía de todo el pueblo. Algo que es difícil de entender para quienes no pueden evitar el olor a moho en sus palabras, dado que han salido de las cuevas del pasado, mientras nuestro país ha seguido viviendo a la luz de la democracia, de las instituciones europeas e internacionales donde antes no éramos nadie.

Uno de los artífices fundamentales de la elaboración constitucional y de la modernización de España es el PSOE. Es el único partido que se mantiene de los que formaron parte del grupo constituyente. La vertebración de nuestro país con las Autonomías se hizo a pesar de la oposición del partido antecedente al PP, que era Alianza Popular y se oponía al reconocimiento de las Autonomías en nuestra Constitución.

Estos fantasmas deben recordar que España ingresó en la Unión Europea con el Gobierno socialista de Felipe González. Que con un Gobierno socialista se puso fin al terrorismo de ETA, sin querer infravalorar el esfuerzo de otras organizaciones, de todas las instituciones y la entrega de vidas de muchos españoles. Esos depositarios de las esencias patrias ocultan que en la época del franquismo, a España no se la dejaba entrar en las instituciones europeas, había un motivo fundamental, no éramos un país democrático. Afortunadamente, ahora las decisiones son fruto de la soberanía nacional que reside en el pueblo español.

Tal como ha manifestado el secretario general del PSOE y actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la democracia es incompatible con la intolerancia y tenemos el derecho de ser libres. Es necesario que el insulto y la intolerancia den paso a la razón, que la convivencia triunfe frente a la crispación y la mentira. Desde la oposición, el PSOE siempre ha defendido la Constitución, la integridad territorial y la soberanía del país. Los límites de la acción del Gobierno siempre estarán marcados dentro de la Constitución, fuera de ella nada.

Para quienes se consideran depositarios de las esencias de la patria es importante que reconozcan que hacer patria también es:

- Controlar el déficit público, que en 2018 ha bajado del 2.6 %. Para el 2019 se pretende un déficit del 2 %. Con unas cuentas que garantizan lo presupuestado.

- La creación de empleo que ha llegado hasta los 540.000, con 19 millones de afiliados a la Seguridad Social. Trabajar por el empleo indefinido y de calidad.

- Llegar a un Salario Mínimo Interprofesional de 900 euros.

- Trabajar por la pensiones con la revalorización y un incremento digno.

- Apostar por los jóvenes con un plan de actuación juvenil de los más ambiciosos y efectivos en nuestra democracia.

- Haber iniciado un plan de seguridad, incremento de recursos y con una gestión moderna de la frontera, donde la legalidad, los derechos humanos y la seguridad sean constantes permanentes.

EL PSOE es un partido democrático y plural que no necesita las lecciones de los fantasmas que vienen del pasado. Tiene 140 años, y se muestra humildemente orgulloso de su contribución a los avances que han tenido lugar en España durante nuestro periodo democrático. Muy satisfecho de las candidatas y candidatos que lo van a representar, socialistas humildes, preparados, dispuestos a darlo todo por nuestra ciudad, pensando en avanzar, no en retroceder. Con la seguridad de ofrecer su colaboración para que España y Ceuta tengan estabilidad y certidumbre, y apoyados por un Gobierno de Pedro Sánchez, que seguirá trabajando por la justicia social, la limpieza democrática y el destierro de la corrupción, en una España con más cohesión social, europeísta, feminista, sin brechas salariales y con futuro