Buscar
15:16h. Jueves, 20 de Junio de 2019

Desde el PSOE de Ceuta, se ha podido apreciar un gran nivel en el acto de presentación de la candidatura de Manuel Hernández a la presidencia de Ceuta. Un candidato seguro que demuestra estar preparado para serlo ofreciendo medidas y razones. Un socialista que como Presidente de Ceuta, el progreso social será realidad.

Le acompañó el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, que desempeña el cargo de ministro de Fomento en el actual Gobierno. Han demostrado por qué uno aspira a presidir Ceuta y el otro es uno de los miembros de confianza de Pedro Sánchez en la Comisión Ejecutiva Federal.

Compromiso, actuación inclusiva, trabajo, inteligencia y un gran respeto trascendieron en las intervenciones. Próximamente expondremos detenidamente algunos de los planteamientos de José Luis Ábalos, que también vino a respaldar a José Simón, Blanca Gómez y Hamed Mohamed (Adil), candidatos al Congreso y Senado respectivamente. Tal como manifestó Cristina Pérez, que abrió el acto y segunda candidata a la Asamblea: “Manuel Hernández no tiene reloj a la hora de trabajar. Es muy riguroso, honesto y con gran conocimiento de lo que se tiene entre manos. Estudia intensamente los temas para tratar de encontrar soluciones, porque trata de que los ceutíes puedan salir beneficiados”.

“No necesito de la política para vivir o para satisfacer mi ego, me mueve la lucha por la justicia social y me conmueven las personas que sufren y son discriminadas”. Fueron palabras que pronunció el candidato. Entre sus objetivos está lograr que Ceuta sea una tierra donde muchos turistas vengan a visitarla; donde nadie tenga que irse fuera para subsistir y que no seamos únicamente noticia por los sucesos. Promete que su Consejería de Igualdad no será la última de la fila. Tendrá un lugar preponderante como ocurre en el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Asevera que nuestro país, España, necesita más de mujer, pues constituye la mejor garantía para el conjunto de la sociedad, dejando claro que al PSOE no le merece la pena un sillón si sus patas son la intolerancia, la xenofobia, el machismo y la desigualdad.

Ha puesto en evidencia que en Ceuta, la derecha todo lo tiene hecho un erial.

El parque urbano de Santa Catalina; la obra de la estación del ferrocarril; las barriadas están presas de la dejadez, el abandono y la desidia. Considera que estas circunstancias hacen necesario llegar a las instituciones y una vez allí remangarse, escuchar y actuar. Hizo referencia a que los ceutíes somos personas honradas, nos levantamos todos los días para ganarnos la vida y pagamos nuestros impuestos del mismo modo, tanto los que viven en las barriadas como los que viven en la Gran Vía.

Considera fundamental apostar por servicios de calidad, comenzando por la seguridad y la limpieza. Otras dos medidas importantes que destacó son: Establecer una Consejería exclusiva sobre empleo, para crear el trabajo decente y digno que nos merecemos todos. También, otra decisión singular y urgente será diseñar un plan de retorno para nuestros jóvenes, que no se quede en los anuncios como nos tienen acostumbrados otros.

“Crearemos la marca ‘soy de Ceuta’, para potenciar los productos made in Ceuta. Tenemos claro que los jóvenes necesitan alternativas de ocio, empleo y ayuda para emanciparse. Tenemos claro que se necesitan más escuelas y centros de día para que exista una auténtica conciliación entre la vida familiar y laboral. Tenemos claro que nuestros mayores necesitan centros llenos de actividades y que participen en la configuración del nuevo municipio. Tenemos claro que no vamos a dejar a ningún ciudadano detrás, que debo tomar decisiones importantes después de escuchar las opiniones de todos y todas”. Son planteamientos prioritarios para Manuel Hernández.

Apuesta por un modelo económico y sostenible donde todos los ceutíes tengan oportunidades y cubra todos los segmentos de la población. Para conseguir que Ceuta no esté al frente de las clasificaciones de desempleo, pobreza, exclusión social, abandono y fracaso escolar. Otra medida con la que se compromete, es que se dedique un millón de euros del presupuesto para el año 2020 a algo fundamental. Tiene como finalidad crear un plan de ayuda al alquiler para los jóvenes. Es un plan específico para los jóvenes con un gran componente formativo para la inserción definitiva en el mercado de trabajo.

Frente a los que se manifestaron contra la memoria histórica y se oponen a la igualdad y la justicia social, nosotros no nos olvidamos de cuando salimos a la calle con las mujeres, los desempleados, los jóvenes, dependientes y pensionistas. Manuel Hernández considera las instituciones aliadas de las personas, por eso quiere ser el presidente de todos y de todas. Para hacer una ciudad juntos, para recuperar la cultura el ocio, el comercio, el deporte, el espíritu de nuestras barriadas. Quiere ser el presidente de las oportunidades que haga de la política social una herramienta para mejorar la vida de la gente.

Sabemos de la tenacidad de Manuel Hernández sabemos de su tenacidad, su ingente trabajo y que no desiste ante cualquier dificultad. En su intervención se le notaba además, su determinación, la fuerza que emergía de su convicción y una gran seguridad basada en sus posibilidades personales. Sin duda, las necesidades de la ciudadanía le motivan para su trabajo. Ceuta necesita un cambio y ha llegado la hora. Un cambio sensato, razonable, moderado y valiente. Dejando la soberbia del PP, conmigo o contra mí. Siempre optando por la gente. Ceuta necesita ideas y aires renovados que apuesten por la ciudadanía. Algo que Manuel Hernández y todo su equipo lo tienen claro y por lo que se dejarán la piel para conseguirlo.