Buscar
03:39h. Miércoles, 26 de Junio de 2019

La necesidad de justificar una actividad

La senadora del PP, Dª Fátima Mohamed interviene en la Comisión de Interior y nos descubre a todos las siguientes verdades universales:

  1. Nuestra frontera (junto con Melilla) es la frontera sur de Europa y de España y debe tener, por tanto, " dedicación especial".
  2. Existe la necesidad de abordaje global del problema fronterizo (esto no se había dicho nunca) y prioritario (igualmente novedoso).
  3. También hay que tener en cuenta la necesidad de eficacia, seguridad y modernización (este concepto tiene su peculiaridad) de la frontera.

Para el tratamiento en estas “verdades universales" que señala, propone (y aquí está la peculiaridad del concepto de modernización) un aumento en la dotación de integrantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado destinados en estos puestos fronterizos, uso de helicópteros, barcos, material antidisturbios, en definitiva, toda una lección de modernización en la selección de medidas a adoptar que, junto a la eficacia y seguridad, constituyen el trípode en el que fundamenta parte de su discurso.

¡Original!

Al político más buscador de alternativas y soluciones válidas y actuales, no se le habrían ocurrido esos resortes. ¡Enhorabuena por las novedades! ¡Brillantes!

Una pregunta nos hacemos los socialistas, ¿en estos últimos siete años, por tomar una referencia temporal, por qué no adoptaron los responsables del Partido Popular otras medidas válidas que minimizasen el problema, más allá de las concertinas cuya erradicación tanto miedo les da? No habrán tenido tiempo posiblemente. Total ¿qué son siete años? Una brevedad.

Una duda más, ¿por qué obvia en su planteamiento el descenso (numerosísimo) de los efectivos de Guardia Civil y Policía Nacional en el periodo de 2011 a 2018 y reclama, ahora, el aumento de dotaciones cuando no se concedió en periodos recientes?

No se preocupe, se trata de preguntas retóricas. Es más, sabemos todos la respuesta. Pero, sabiendo que lo sabemos, no fuerce los planteamientos que solo persiguen la triste meta (por su poca utilidad pública) de justificar una actividad parlamentaria, posiblemente escasa en cuanto a resultados, ajustándose seguramente, al concepto de rebajas al que alude la senadora en su comentario sobre el Plan de Reforma Fronterizo del ministro Marlaska.

Altura de criterios más allá de otras cuestiones (algunas de ellas puramente justificativa) es lo que hace falta.