Buscar
10:50h. Sábado, 16 de Febrero de 2019

Este Gobierno defiende la unidad con legalidad, trabajo, diálogo y honestidad

En ningún momento se ha puesto en riesgo la unidad de España y la integridad territorial al abordar el tema de Cataluña. Todo ha sido filtrado por la Constitución y el diálogo, por lo que valoro especialmente la sensatez, el trabajo y la valentía del presidente del Gobierno. A mi modo de entender, ha dado muestra de una gran responsabilidad, con iniciativas presididas por la honestidad legal e institucional.

Durante los siete años del Gobierno de Mariano Rajoy, la inacción predominó para buscar soluciones al tema catalán. Con el nuevo Gobierno se han utilizado todos los resortes democráticos y constitucionales, para que el diálogo facilite vías y puentes de encuentro y distensión. Se ha tratado de afianzar la convivencia entre toda la ciudadanía de Cataluña, por supuesto que no es fácil y rápido, y los resultados no siempre son satisfactorios; pero un Gobierno está para trabajar por ello, no para dejar que los problemas se enquisten.

Este Gobierno lleva ocho meses trabajando para transformar España. Para eso surgió hace 140 años el partido que lo sustenta. Es lo que hicieron también los Gobiernos socialistas que lo precedieron. Estimo que en la labor de gobernar no se pueden elegir los momentos fáciles, son las circunstancias las que se imponen, pero sí que se pueden afrontar para que los resultados sean los más satisfactorios para la ciudadanía.

Toda la actuación gubernamental ha estado validada y continuará haciéndose, gracias a la legalidad y legitimidad constitucional de su mandato. España es una democracia que a nivel internacional está considerada con las garantías que corresponden a las mejores democracias del mundo. Nuestra Constitución funciona y una moción de censura legal y democrática dio lugar a un cambio de Gobierno.

Opino que no hay motivo para la convocatoria inmediata de unas elecciones generales. La unidad de España no está en peligro y el Gobierno la defiende con legalidad, trabajo, diálogo y honestidad. Hay que subrayar que los dos pilares básicos de esa unidad son la atención a la igualdad y la diversidad. Nada se ha pactado ilegalmente y ningún límite legal se ha vulnerado. La facultad de esa convocatoria compete exclusivamente al presidente del Gobierno. La ciudadanía está en su derecho constitucional de manifestarse, y merece todo el respeto, ahora bien, los representantes políticos que pugnan por liderar las posiciones de la ultraderecha, como el señor Rivera y el señor Casado, no tienen reconocido ese derecho de convocatoria electoral.

El insulto, competir con la ultraderecha, la codicia por conseguir votos, buscar la descalificación y el enfrentamiento, recurrir a la mentira, el odio y el rencor, señores Casado y Rivera no son los elementos idóneos para defender la unidad. Ese no es el camino señor Casado. El amor a España, a la unidad de nuestro país, a la bandera, no es patrimonio de un partido, de dos o de cuatro, es patrimonio de cada uno de los 46 millones de ciudadanas y ciudadanos de nuestro país. Nadie lo tiene en propiedad exclusiva. La llamada a la unidad es para integrar, para unir a la ciudadanía con respeto a las instituciones, no para enfrentar, DSC_0113como dice Pedro Sánchez.

Estimo que el presidente Pedro Sánchez y su Gobierno durante sus ocho meses de mandato llevan trabajando intensamente por la unidad, favoreciendo aspectos esenciales de la misma, como son la cohesión social y territorial, adoptando medidas para sustentarla en aspectos concretos: subida del salario mínimo de nuestro país; garantizando la dignidad de nuestro sistema de pensiones con la revalorización del poder adquisitivo; la cobertura a las trabajadoras y trabajadores autónomos; el impulso de medidas de activación del empleo juvenil; la lucha contra la precariedad; puesta en marcha de mecanismos para ayudar a los desempleados de larga duración; impulso de iniciativas para revertir los recortes en educación, sanidad o dependencia…

En el día de hoy están trabajando millones de españolas y españoles, que también defienden la unidad y quieren a nuestro país. Llevan en las manos, en su inteligencia y en su voluntad las ganas y el deseo de que España sea cada vez un país mejor, que su familia viva en las mejores condiciones, que la justicia y el progreso sean para todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas.

En Ceuta, el Gobierno de España también trabaja por la unidad

Lo está demostrando fehacientemente con hechos y cifras. Ya se han citado en reiteradas ocasiones la aplicación de medidas. Trabajar por la unidad no es hacerse fotos ante los medios de comunicación junto a la valla de la frontera del Tarajal, mientras sus protagonistas, algunos de ellos de la máxima responsabilidad institucional y política del PP se olvidaban de Ceuta.

Trabajar por la unidad es aplicar la bonificación de las tarifas del transporte; reanudar la puesta en funcionamiento de los trabajos por las infraestructuras; aumentar los recursos e iniciar un plan que potencie la seguridad y la legalidad en el funcionamiento de la frontera; impulsar medidas para combatir el paro juvenil y la precariedad laboral en nuestra ciudad; desarrollar mejoras en la educación de Ceuta… El candidato socialista a la presidencia de DSC_0040Ceuta, Manuel Hernández, junto a todo su equipo llevan trabajando incansablemente por la cohesión social y la integración de las barriadas. De un modo honesto y junto con todo el PSOE, estoy seguro que nunca van a dejar de apostar por la unidad, y para que los hechos judiciales que desencadenaron la moción de censura no vuelvan a suceder.